Condenados en Pontevedra a un año de prisión tras cortarse una mano y un pie al asaltar un negocio de Paseo de Colón

Alfredo López Penide
L. Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

Los agentes detuvieron a uno de los sospechosos aún con heridas sangrantes

21 nov 2023 . Actualizado a las 17:35 h.

Con un año de prisión como autores de un delito de robo con fuerza en las cosas en establecimiento abierto al público, fuera de las horas de apertura, han sido condenados las dos personas que, en la noche del 22 de febrero del 2020, asaltaron un establecimiento comercial de Paseo de Colón en Pontevedra.

La sentencia acredita que los sospechosos «comenzaron a dar golpes al cristal de la puerta de entrada hasta que lograron romperlo». De este modo, uno de los acusados pudo acceder al interior para robar una balanza. Consumado el robo, huyeron en unión de una tercera persona que, en principio, no llegó a ser identificada.

La sentencia considera, igualmente probado, que, poco después, cuando uno de los ahora condenados transitaba por el Puente de A Barca se percató de que una mujer tenía su móvil, valorado en 150 euros, en la mano. Se lo arrebató dándose, a continuación, a la fuga con el terminal.

Alertada la policía de lo sucedido, un sospechoso fue localizado bajo el mismo puente de A Barca, en cuyas inmediaciones también fue detenido el segundo acusado al que le intervinieron el móvil recién sustraído, que fue restituido a su propietaria. Por este delito de hurto, le impusieron noventa euros de multa.

Mientras uno de los encausados asumió la autoría e incriminó a su compañero de banquillo, este último recurrió la sentencia condenatoria. No obstante, la Audiencia de Pontevedra sostiene que «tan nidios son os feitos base que a única lóxica conclusión posible era a participación do agora recorrente no delito de roubo». Entre otros indicios, se refiere que «foi detido cunhas feridas aínda sangrantes nunha man e nun pé —na cara interna do nocello dereito e na cara anterior do pulso esquerdo, segundo o parte médico redactado pouco despois da detención—, abofé que se amosaba lóxico e inexorable concluír a súa participación no roubo nun local a ben escasos metros».

Pruebas policiales

De este modo, se rechaza su argumento de que «a súa participación nos feitos se limitou á mera pasividade de manterse á espreita ou vixilancia mentres os outros dous individuos violentaban o local para acceder ao seu interior». Y es que lo indicios recabados por la policía «apuntan á súa directa, voluntaria e material participación na rotura do cristal da porta de entrada ao establecemento público».