Lucila Cano sustituye en la corporación de Marín a Benito González, fallecido en el incendio de Pontesa

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CONCELLO DE MARÍN

La alcaldesa María Ramallo reconoció que, «a nivel emocional, esta lexislatura está a ser moi dura»

25 nov 2022 . Actualizado a las 10:40 h.

Fue un momento de emociones contenidas y nervios a flor de piel el que se vivió este jueves en el arranque del pleno municipal de Marín. Y es que el primer punto del orden del día no era otro que la toma de posesión de su acta de concejala por parte de la socialista Lucila Cano Santiago, quien entró en la corporación sustituyendo a Benito González Dopazo, quien falleció en el incendio de la antigua nave de Pontesa.

En su intervención, la alcaldesa María Ramallo (PP) mostró su apoyo a la nueva edila arropándola con una «calorosa benvida (...) a pesar do duro destas circunstancias». La regidora plasmó que, independientemente de la ideología, a todos los concejales marinenses les une el «formar parte desta corporación e tratar de esforzarnos por aportar día a día ao noso municipio».

CONCELLO DE MARÍN

Tras la toma de posesión de Lucila Cano, el portavoz socialista, Manuel Pazos, intervino para agradecer «o comportamento que todos tivemos nestas últimas semanas, na que nos sentimos moi arroupados por parte de todos», por lo que, siguiendo el hilo de las palabras de la alcaldesa, remarcó que la de Marín «é un exemplo para moitas corporacións polo trato afectouso e persoal que hai entre todos».

En la misma línea se manifestó la portavoz nacionalista, Lucía Santos, quien reiteró que la política marinense se caracteriza «pola humanidade e o respecto», al tiempo que le trasladó todo el cariño a la familia socialista.

CONCELLO DE MARÍN

María Ramallo cerró su intervención haciendo hincapié en que es precisamente en los momentos más duros «cando sae o mellor de nós», al tiempo que recordó a Benito González «coa alegría que a el lle caracterizaba». Eso sí, no pudo obviar el hecho de que, «a nivel emocional, esta lexislatura está a ser moi dura».