Extinguir el incendio de Pontesa llevará más tiempo del previsto

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Labores de extinción del incendio de grano en las antiguas naves de Pontesa
Labores de extinción del incendio de grano en las antiguas naves de Pontesa CONCELLO DE PONTEVEDRA

Los trabajos en el interior de la nave seguirán durante parte de la semana

21 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

No hay festivos ni días de descanso para los servicios de emergencias, y este domingo hubo intensa actividad en el interior de la antigua fábrica de Pontesa, en Ponte Sampaio (Pontevedra), donde siguen en combustión miles de toneladas de grano —cebada y girasol, principalmente— desde hace ya quince días. Los bomberos de Pontevedra siguen trabajando duramente en la extinción del fuego, y según se indicó este domingo la situación es más complicada de lo que se preveía, por lo que las labores de extinción se extenderán todavía durante varias jornadas más. «Serán máis días dos previstos inicialmente», se apuntó desde el Concello de Pontevedra.

Los servicios de emergencias trabajan en coordinación con una empresa especializada en gestión de residuos que contratada por Galigrain, una filial del Grupo Nogar que tenía arrendada la nave para almacenar grano destinado a producir biocombustible. Fue necesario diseñar un operativo especial debido a la posible contaminación por amianto de parte del grano acumulado. Por ello no fue posible acceder al interior de la nave hasta mediados de la semana pasada.

Desde que se permitió el acceso —previamente fue necesario desmontar parte de la cubierta y de una fachada lateral— palas excavadoras trabajan en la retirada del grano, que los bomberos van empapando y enfriando para evitar su combustión.

Con este procedimiento, que ralentiza los trabajos, se sigue avanzando hacia la extinción definitiva del fuego, y durante la tarde del sábado y este domingo los bomberos lograron llegar al foco principal. Pero al ir retirando material van apareciendo nuevas «chimeneas» provocadas por el grano que sigue en combustión, lo que hace que los planes iniciales de cuatro días se tareas de extinción vayan a resultar insuficientes.

El incendio en la antigua nave de Pontesa se declaró el pasado día 7 de noviembre por causas que a día de hoy siguen siendo desconocidas. Lamentablemente el siniestro se cobró la vida de un trabajador del Grupo Nogar, Benito González Dopazo, que durante las primeras horas del incendio sufrió quemaduras en un 85 % de su cuerpo. Fue trasladado al Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña, pero falleció unos días después.

El incendio provocó alarma social en Ponte Sampaio y Arcade debido a la elevada columna de humo negro que se formó. Tras resolverse la situación de emergencia inicial, el incendio siguió vivo debido a la acumulación de grano y a la imposibilidad de acceder al interior debido a la posible contaminación por amianto procedente del tejado de la nave. El humo no ha dejado de salir de la antigua Pontesa en estos quince días, provocando quejas de los vecinos del entorno por las molestias que causa, especialmente en los ojos y la garganta.

Trabajos de enfriado y retirada del grano en el interior de la nave de la antigua Pontesa

El grano quemado en  Pontesa se empleará para producir biocombustible

Serxio Barral

Este domingo se cumplen quince días desde el trágico incendio declarado en la antigua nave de Pontesa, que le costó la vida a Benito González Dopazo, trabajador del Grupo Nogar. Han pasado quince días y los bomberos de Pontevedra ha acudido prácticamente a diario a enfriar el material acumulado en la nave, alrededor de 42.000 toneladas de grano, fundamentalmente de cebada y productos de girasol. Se trata de material que se destina fundamentalmente a la producción de biocombustible. De hecho, fuentes de la empresa Galiagrain, filial de Nogar, confirmaron que ese es el destino que se dará al grano que se pueda recuperar del incendio y que no esté afectado por la contaminación derivada de la presencia de amianto en la cubierta de la antigua nave.

Seguir leyendo