Sientan en el banquillo en Pontevedra a la banda albanokosovar que asaltó polígonos

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

GUARDIA CIVIL

La mayor parte de acusados se exponen a la cárcel y posterior expulsión

10 ene 2022 . Actualizado a las 09:05 h.

En mayo del 2019, y bajo el nombre de operación Sangal, la Guardia Civil desarticuló lo que consideró era una banda itinerante especializado en asaltar naves industriales a la que, entonces, vinculó con algo más de una veintena de robos, la mayor parte de ellos, trece, en Pontevedra —en las localidades de Cerdedo-Cotobade, A Estrada, Forcarei, Gondomar, Mos, Pazos de Borbén, Vilanova de Arousa, Cuntis y Ponteareas—, pero también en las provincias de Toledo, Badajoz, Lleida y Ciudad Real. Fueron arrestadas seis personas en Madrid, si bien, finalmente, solo cinco se sentarán en el banquillo del Juzgado de lo Penal número dos de Pontevedra acusadas de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas por el que la Fiscalía solicita cinco años de prisión y la expulsión del territorio nacional de cuatro de los sospechosos una vez cumplidas dos terceras partes de la condena o cuando se les conceda el tercer grado o la libertad condicional. A fin de cuentas, «están en situación irregular en España con orden de expulsión».

Desde el ministerio público se mantiene la tesis de que los sospechosos, «puestos de común acuerdo y actuando con ánimo de lucro», ejecutaron una serie de asaltos en parques empresariales desde la Noche de Reyes del 2019 hasta que fueron arrestados. De hecho, el primero de estos robos tuvo como escenario una fábrica de colchones del polígono de Cerdedo-Cotobade, de cuya caja fuerte se apoderaron de 172.553 euros, mientras que los desperfectos ascendieron a 15.178,94 euros.

De este modo, a lo largo de las semanas siguientes se sucedieron otros asaltos con un modus operandi similar, ya que los ladrones inutilizaban los sistemas de alarma, al tiempo que forzaban alguno de los accesos, ya fueran ventanas, puertas o verjas metálicas. No obstante, y frente a la veintena de robos con los que los sospechosos fueron relacionados por la Guardia Civil, la Fiscalía de Pontevedra les imputa en este procedimiento la mitad.