Reclaman un oncólogo de referencia por paciente de cáncer de mama

Cristina Barral Diéguez
cristina barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

María Martínez, trabajadora social de la asociación Adicam, este miércoles, en la plaza de la Peregrina de Pontevedra
María Martínez, trabajadora social de la asociación Adicam, este miércoles, en la plaza de la Peregrina de Pontevedra Ramón Leiro

Adicam se anticipó a la conmemoración del día mundial con varios actos en Pontevedra

14 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Asociación de Diagnosticad@s de Cancro de Mama e Xinecolóxico (Adicam) se anticipó ayer a la conmemoración del Día Mundial del Cáncer de Mama -19 de octubre- con varios actos en Pontevedra. Trabajadoras y voluntarias del colectivo instalaron una mesa en la plaza de la Peregrina para informar de sus servicios gratuitos para pacientes y familiares. La trabajadora social María Martínez explica el motivo de la antelación: «Tenemos cuatro sedes, la central de Cangas, la de Pontevedra, la de Vigo y la de Moaña, y tenemos que repartirnos». Durante la mañana el grupo de gaitas Lume de Karozo, formado por jubilados de Cangas, puso la nota musical. Es una agrupación que colabora desinteresadamente con Adicam y participó por primera vez en los actos de la capital.

Esta asociación es otra referencia para el cáncer en Pontevedra desde enero del 2018. Su primera sede en la ciudad fue un local cedido por el Concello en la Casa Azul y ahora trabajan desde su despacho en el edificio de la Xunta en Benito Corbal. «Para nosotros lo más importante es que se conozca que Adicam está en Pontevedra, que familias de pacientes que están en medio de un proceso oncológico sepan que hay una asociación específica de cáncer de mama y ginecológico», remachan.

El colectivo ofrece atención social, psicológica y fisioterapia. Son servicios gratuitos que financia con las cuotas de socios, alguna subvención y la venta de sus productos (sudaderas, camisetas, pulseras y botellas). Este año la reivindicación en el Día del Cáncer de Mama es que exista un oncólogo de referencia por paciente al menos durante la fase activa de la enfermedad. María Martínez incide en el motivo. «Conocemos algún caso de alguna paciente a la que han visto hasta siete oncólogos distintos en Vigo. Esta situación crea inestabilidad psicológica en las pacientes porque no se puede establecer un vínculo. En una enfermedad como el cáncer no es solo el tumor. Todas esas cosas pequeñas que están alrededor el paciente las tiene que volver a comentar y siente una desprotección», comenta la trabajadora social. Lo que demandan es un oncólogo de referencia por paciente al menos durante el tratamiento. «Sabemos que los profesionales tienen derecho a vacaciones, pero hay que intentar que se mantenga ese vínculo que para los enfermos es necesario, sobre todo, cuando se está esperando un resultado o cuando se atraviesan momentos delicados».