El Cisne saca la apisonadora para aplastar al Aranda (35-20)

PONTEVEDRA

Los locales solo dejaron anotar al rival cuatro goles en la segunda parte

09 oct 2021 . Actualizado a las 21:14 h.

El Cisne sabía que el Villa de Aranda no era un equipo asequible, pero no contaba con que a la vuelta de vestuarios lo podría atar de pies y manos para dejarle anotar tan solo cuatro tantos. Fue una apisonadora ante un rival maleable como la plastilina. Fue un partido con dos caras completamente distintas. Elustondo se encargó de inaugurar el marcador visitante a tan solo tres segundos del pitido inicial. Saque de centro y gol. Había que cortar su velocidad. Y lo hicieron. A los de Jabato les costó manejar la batuta en la primera parte, pero decidieron imponer su ritmo, pese a las continuas amenazas visitantes para intentar ponerse por delante en el marcador. De hecho, solo lograron hacerlo en el minuto cinco con un gol de Banduka que les dejó soñar con un 3-4 en el electrónico. El partido parecía seguir un guion claro con una renta de dos goles para los locales que pronto igualaba el Villa de Aranda.

Con el electrónico en 12-9, el Cisne tardó casi cinco minutos en romper la amenaza de los de Alberto Suárez, que no conseguían romper la barrera blanca. Los técnicos pidieron sendos tiempos muertos en la recta final de la primera parte para azuzar a los suyos e intentar ir a vestuarios por delante. Un último disparo de Bruno Vázquez dio esa ventaja al Cisne (17-16).

A la vuelta de vestuarios no hubo nada que hacer con un Cisne que marcó un parcial de 5-0. Abrió la primera gran brecha en el electrónico, que se volvería a agrandar con un 4-0 en los últimos cinco minutos. Eran una apisonadora ante un rival que se dejó la fuerza en el vestuario. El Villa de Aranda se atascó hasta tal punto que durante trece minutos no fue capaz de desbloquear su cuenta goleadora. Ni de anotar más de cuatro tantos ante un Cisne imparable.