Se salta ebrio un semáforo en rojo y agrede al policía que le requirió para que soplase

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

La Policía Local de Marín acudió al lugar del suceso
La Policía Local de Marín acudió al lugar del suceso CAPOTILLOARCHIVO

El marinense acaba de ser condenado a nueve meses de cárcel, una multa de 1.800 euros y dos años de retirada del carné

04 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Una multa de 1.080 euros por un delito contra la seguridad vial que lleva, asimismo, aparejada la retirada del carné durante un año y un día; tres meses y seis días de cárcel y otro año y un día de retirada del permiso de conducir por negarse a la prueba de determinación del grado de impregnación alcohólica; y seis meses de prisión por atentado. Estas son las penas que han recaído y han sido confirmadas por la Audiencia de Pontevedra sobre un vecino de Marín que agredió a uno de los policías locales que le requirieron para que soplase.

Los hechos que han determinados estas penas tuvieron lugar en la noche del 28 de abril del 2019 después de que el acusado hubiese «ingerido bebidas alcohólicas que mermaban sus facultades de atención y reacción». Pese a ello, y según consta en la sentencia que es recurrible en casación, se colocó al volante de un Mercedes con el que circuló por las calles de Marín hasta que en la rúa Recaman se saltó un semáforo en rojo, infracción que fue observada por los integrantes de una patrulla de la Policía Local de esta localidad.

De este modo, y tras seguirlo unos instantes, los agentes municipales le dieron el alto. Ya entonces observaron en el conductor «síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, tales como olor a alcohol, rostro sudoroso, vestimenta desarreglada, y aspecto cansado», por lo que le requirieron para someterse a la prueba de determinación del grado de impregnación alcohólica.