Cuadriplica la alcoholemia en Pontevedra, pero lo absuelven por transitar en una moto con el motor apagado

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

La Audiencia concluye que el movimiento de la moto no procedía del motor

30 jul 2021 . Actualizado a las 12:32 h.

En la madrugada del 24 de junio del año pasado, la Policía Local de Pontevedra se desplazaron al entorno del cementerio de San Mauro por un supuesto accidente de circulación. Al parecer, un motorista, «tras haber ingerido bebidas alcohólicas (...), se desplazaba sentado en la motocicleta Vespa» en sentido descendente desde este camposanto hacia el casco urbano. En el entorno de la rotonda con Juan Carlos I, impactó contra el bordillo de la acera precipitándose al suelo.

«Ante los evidentes síntomas externos de intoxicación etílica que presentaba», según refiere una sentencia, que los resume en halitosis alcohólica y deambulación vacilante con movimiento oscilante de verticalidad, lo agentes municipales requirieron al accidentado a que se sometiera a un control de alcoholemia. Y esta prueba puso de manifiesto que prácticamente cuadriplicaba la tasa máxima permitida al arrojar sendos positivos de 0,93 y 0,97 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Sin embargo, y pese a esta circunstancia, el pontevedrés ha sido absuelto de un delito contra la seguridad vial. Y es que, tal y como recogen los hechos probados, no llegó a acreditarse fehacientemente que circulara con dicha moto con el motor encendido.