Inhabilitado el empresario de un taller por el accidente de un trabajador en situación irregular

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

En lugar de avisar al 061, el acusado improvisó «un torniquete con gasas y restos de material de plástico de forrar volantes»

28 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El propietario de un taller ubicado en Meira, en el municipio de Cuntis, ha sido condenado a tres meses de prisión y otros seis de inhabilitación para el ejercicio del cargo de administrador o gerente de empresa dedicada al sector de la automoción como autor de un delito de lesiones por imprudencia grave. De igual modo, se le impone el pago de una indemnización de 94.447,94 euros por daños y perjuicios.

En la misma sentencia, que aprecia la existencia de una circunstancia atenuante de dilaciones extraordinarias e indebidas, el empresario es absuelto de un segundo cargo contra los derechos de los trabajadores por un accidente laboral ocurrido el 12 de marzo del 2015. Asimismo, la resolución establece que, una vez se declare firme, se debe comunicar la misma a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

La tarde de aquel día, el ahora condenado se encontraba en su taller y le pidió a un trabajador, que ostentaba la calificación de oficial de segunda de mecánica de reparación de vehículos, que le ayudase a cerrar la puerta de la cabina de pintura, la cual estaba «inutilizada por un incendio en las instalaciones del taller ocurrido en el mes de agosto del 2014». Fue entonces cuando se produjo el accidente al romperse, por causas que no han podido ser determinadas, el cristal de unas de las puertas provocándole al trabajador un corte profundo en la muñeca derecha.