Replica un mosaico romano en pleno siglo XXI para divulgar conocimiento

ana mato / s.b. PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

La restauradora Ana González, con la réplica del mosaico romano de Panxón en el que trabaja en el Museo de Pontevedra
La restauradora Ana González, con la réplica del mosaico romano de Panxón en el que trabaja en el Museo de Pontevedra RAMON LEIRO

Ana González defiende desde el Museo la recuperación del patrimonio

25 jul 2021 . Actualizado a las 10:58 h.

A veces, de una situación complicada nacen oportunidades. Es lo que le pasó a Ana González, una restauradora que siente auténtica pasión por la recuperación y conservación de bienes culturales. En el año 2020 estuvo trabajando en el Museo de Pontevedra cuando, como a todo el mundo, le llegó el confinamiento. Fue una época que dedicó a pensar en su futuro y en cómo difundir el arte de la restauración. Tuvo una idea de impulsar un taller para niños en el que realizar réplicas de piezas históricas, para aficionarles a los bienes culturales. El director del Museo de Pontevedra, José Manuel Rey, dio contenido a la propuesta sugiriendo central el futuro taller en el mosaico romano de Panxón.

«De no saber qué hacer a tener una ilusión cada mañana, fue muy bien. Lo que hice fue reproducir el mosaico de Panxón a escala 1:10, reducido, para cada participante del taller, y al mismo tiempo preparé otro a escala real», cuenta Ana. Un año después del confinamiento, en este verano del 2021, se pudo llevar a cabo el taller en las instalaciones del Museo.

Pero, ¿qué es el mosaico de Panxón? Se trata de una pieza de origen romano que pareció en ese lugar de la ría de Vigo. Sin embargo, en un momento dado se le perdió la pista y estuvo desaparecido durante décadas. «Aparece de nuevo en Nueva York, en una casa de subastas -apunta Ana González-. Se están haciendo trámites para repatriarlo, pero mientras eso no pase, queríamos ir dándolo a conocer, para que la gente, sobre todo los más pequeños, sepa de qué se trata, de todos modos». La restauradora cree que hay muchas posibilidades de que el mosaico regrese a Galicia, aunque desconoce si su destino sería el Concello de Nigrán o para el Museo de Pontevedra. «Sea donde sea, en Galicia va a estar bien», asegura..