El Ribadumia pierde contra el Arzúa y sella su descenso

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

PONTEVEDRA

Sandra Alonso

08 jun 2021 . Actualizado a las 21:13 h.

?Marqueta, Dani Blanco (Brais Prieto, min 67), Jorge Queiruga, Pedro Delgado, Jorge Tomé, Marcos García (Sergio Otero, min 39), Brais Pedreira, Iván García (Borja Míguez, min 67), Álvaro Suárez (Diego Fuentes, min 90), Santi Taboada e Iker Hurtado (Raúl Maneiro, min 90).

?

Baraca, Abal, Miguel Vázquez, Javi Domingo (David, min 80), Monchito (Dieguito, min 73), Óscar Iglesias, Reigosa (Álex Fernández, min 58), Rubén, Carlos Pérez (Óscar Martínez, min 58), Fran Fandiño (Eloy, min 58) y Charles.

GOLES: 1-0, min 6: Iván García. 1-1, min 50: Javi Domingo. 2-1, min 52: Iván García. 3-1, min 82: Pedro Delgado.

ÁRBITRO: Juan Luis Dávila Fernández. Amonestó a los locales Marcos García y Brais Pedreira; y a los visitantes Óscar Iglesias, el técnico Luis Carro, David, Monchito y Miguel Vázquez.

El Arzúa consiguió un triunfo casi definitivo frente al Ribadumia: 3-1. El colectivo que prepara Jesús Baleato disputó en el campo municipal de O Viso la primera de sus grandes finales. El resultado del duelo ante el Ribadumia no tenía por qué ser definitivo, aunque podría haber firmado la permanencia matemática de los blanquiazules en Tercera División. Por el contrario, el adversario sí se jugaba prácticamente sus últimas opciones de supervivencia. Al final, el Arzúa venció con goles de Iván García (por partida doble) y Pedro Delgado y dio un paso casi de gigante hacia el objetivo, mientras que el Ribadumia sella su descenso.

En el duelo de Arzúa, los de Baleato comenzaron con ganas y muy enchufados, adelantándose muy pronto en el marcador. Iván García, que al final anotó por partida doble, adelantó al cuadro local a los seis minutos. Así concluyó la primera parte. El segundo acto arrancó sin muchas modificaciones, aunque el Ribadumia arriesgó un poco más porque estaba obligado a ganar para tener opciones de permanencia. Al poco de iniciarse el segundo período, Javi Domingo estableció las tablas en el marcador, un resultado que ni le valía al Arzúa ni al Ribadumia. Quedaban muchos minutos toda

La alegría del empate duró muy poco en el colectivo visitante. Dos minutos después de la igualada, volvió a repetir Iván García, el hombre del partido. A los 52 minutos adelantó de nuevo a la escuadra de Baleato, que poco a poco daba pasos hacia la permanencia. El Ribadumia defendió con orden, no arrojó la toalla e intentó a la contra buscar el empate y, de este modo, alcanzar alguna opción real de permanencia, pero no fue así y el resultado le condena.