El Teucro renueva a Irene Vilaboa tras lograr la salvación

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

El equipo pontevedrés confía un año más en la técnico, «un pilar imprescindible en el proyecto de futuro»

03 jun 2021 . Actualizado a las 20:04 h.

Irene Vilaboa seguirá un año más dirigiendo el primer equipo del Teucro. Haber logrado la permanencia en la División de Honor Plata en el último partido fue la mejor carta de presentación de la entrenadora viguesa para continuar la próxima temporada marcando el devenir de una plantilla, que ahora tendrá que empezar a confeccionar.

La técnico continuará en el banquillo junto a Rosa Vilaboa, su hermana y segunda entrenadora del Teucro, después de haber compartido la dirección del equipo este año. «Queremos dar continuidad al sistema de juego ya implantado y poder reforzarnos en algunas posiciones», señala Irene Vilaboa, que reconoce que «la temporada se presenta muy difícil y la competición será tan exigente o más que la pasada».

El formato de competición de este año llevó la tensión hasta el último partido. En la primera fase de la liga, los últimos seis equipos peleaban por no meterse en el grupo que peleaba por eludir el descenso. El Teucro, que no logró clasificarse para luchar por objetivos más grandes, tuvo que meterse en el barro para no caer a Primera Nacional. Ya en la segunda fase quedó al borde del peligro hasta la última jornada, cuando se midió al Ikasa. Era uno u otro. Ambos llegaban en un buen estado de forma, pero el Teucro supo controlar mejor los tiempos y se llevó el objetivo. Jugará un año más en la División de Honor Plata y lo hará bajo el mando de Vilaboa. «La experiencia y el buen hacer durante la pasada campaña ha hecho que Irene sea un pilar imprescindible en el proyecto de futuro», resaltan desde el club después de once meses confiando en la entrenadora viguesa.

Tras renovar su compromiso con el equipo, reconoce que «a nuestros socios les diría que el nivel de competición sube excepcionalmente, que tenemos que hacer del Pabellón Municipal un fortín. El equipo se dejará la piel en cada uno de los partidos». El Teucro tiene la obligación de consolidarse en una categoría cada vez más exigente antes de fijarse metas más ambiciosas, como la vuelta a Asobal.