El fiscal rechaza que se anule la causa por media tonelada de coca

Alfredo López Penide
L. Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Solicita entre diez años y medio, y quince años de prisión

04 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tal y como estaba previsto, la primera de las sesiones del juicio que sienta en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Pontevedra a seis sospechosos de introducir cerca de media tonelada de cocaína se dedicó íntegramente a abordar las cuestiones previas planteadas por los abogados de los encausados, que se declararon inocentes. El fiscal solicita entre diez años y medio, y quince años de prisión.

De este modo, las defensas solicitaron la nulidad del procedimiento judicial apelando a supuestas vulneraciones de derechos fundamentales de sus clientes, caso del derecho de defensa, o que el juicio se celebre con todas las garantías procesales. En este sentido, consideran que se vulneró el derecho a la tutela judicial efectiva al no habérseles permitido acceder a las bases de datos policiales, así como cuestionaron que la Guardia Civil emplease un agente encubierto para llevar a cabo la investigación. De hecho, según recoge la agencia Europa Press, insinuaron que «dicha técnica fue un fraude de ley y que este infiltrado se excedió en sus competencias».

Los abogados, de igual modo, pusieron en duda la legalidad de los registros acusando «a los investigadores de ‘‘inventarse'' unos antecedentes policiales de manera ‘‘artificiosa''», añaden.

Por su parte, el fiscal antidroga de Pontevedra, Pablo Varela, rechazó de plano las argumentaciones esgrimidas por las defensas, que tachó de «vagas, ambiguas y faltas de desarrollo», así como sostuvo que están «vacías de contenido». Entiende que algunas de ellas son un «inútil intento de intentar confundir» al tribunal, toda vez que «si no se estiman sus peticiones de nulidad se quedará desnuda su defensa».

La vista oral se retomará el próximo lunes con el testimonio de los acusados o de los más de cuarenta testigos que está previsto que comparezcan en la Audiencia de Pontevedra.