El Cisne ya perfila el nuevo equipo con, al menos, cinco bajas previstas

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

Gonzalo Carró deja el club y seguirá en Asobal, mientras Valadao, Ramos y Olek también tiene un pie fuera

18 jun 2021 . Actualizado a las 12:20 h.

El Cisne comienza a pensar ya en el futuro. El descenso de Asobal lleva implícita una reorganización, que espera renovar el grueso del equipo, pero en la que ya han llegado las primeras bajas. Primero fue Miguel Simón, que después de 12 años en el club da un paso a un lado en el deporte para centrarse en su vida laboral en A Coruña, y ahora llega la de Gonzalo Carró. El jugador acaba de fichar por un equipo de Asobal, con el que competirá la próxima temporada. Aunque todavía no es oficial y el jugador no ha desvelado su próximo club, todo apunta a que podría estar la próxima temporada en el Balonmano Nava.

Llegó al Cisne procedente de Francia. Fue su vuelta al balonmano nacional para un proyecto que siempre calificó de «ilusionante». Ahora, que hace la maleta para comenzar una nueva etapa, reconoce que la lesión a principio de temporada truncó el año. «En lo personal siento que pude haber dado mucho más, haber ayudado más al equipo en la primera vuelta. Al ver el nivel al que estuve en la recta final, te das cuenta de que pudiste haber ayudado», apunta Carró, que siente «pena» de tener que dejar Galicia. «Aquí estaba muy bien y siempre tendré ganas de volver, pero en lo personal y en lo deportivo ha sido un año complicado».

El covid ha marcado la temporada en todas las disciplinas. Y el Cisne fue uno de los equipos más afectados con dos confinamientos y muchos de sus jugadores contagiados en la segunda ola. Los parones de una competición en la que eran noveles fueron pequeñas estocadas en su proyección. Gonzalo Carró reconoce que el primer año en la categoría es duro y aunque parezca que empieza bien, a medida que avanza es cuando se van encontrando piedras en el camino en forma de desilusiones y derrotas.

Renovación de Jabato

La dirección del club ha comenzado ya a trabajar en el club de la temporada 2021-22 en División de Honor Plata. Con la renovación ya asegurada de Jabato, el Cisne perfila un equipo que mantendrá las señas de identidad que le han llevado hasta aquí. La apuesta por la cantera seguirá siendo un valor al alza para un equipo que ya sabe qué es estar en la élite. Eso sí, en el equipo se prevén bajas, como la de Valadao y Olek Nekrushets, que llegaron para reforzar el equipo en Navidad y es probable que dejen Pontevedra.

El jugador brasileño tendrá que regresar en diciembre a Brasil para continuar con sus estudios de Medicina. Este año ha podido seguir las clases de forma telemática, pero a partir de ahora debe incorporarse de forma presencial. Todavía están pendientes de tomar una decisión y de saber cuáles son las intenciones del jugador, que ha recibido ofertas de otros clubes. En los próximos días tendrá que incorporarse a al selección brasileña con el objetivo puesto en los Juegos Olímpicos de Tokio. Todavía no sabe si estará en el grupo que viaje a Japón, de momento está dentro de la preselección de la que saldrán los 15 jugadores olímpicos. Otro de los jugadores que tiene un pie fuera del equipo es Dani Ramos, que es posible que cierre su incorporación al Valladolid. Olek Nekrushets, por su parte, jugará en la liga noruega la próxima temporada.

Las dudas están ahora en el futuro de los extremos del equipo. La subida al primer equipo del juvenil Carlos Álvarez pone contra las cuerdas la continuidad de Ángel Iglesias. Esta negociación todavía está abierta, como la de otros jugadores como Pablo Gayoso. En cualquier caso, fuentes del club reconocen que se mantendrá el bloque que le ha llevado hasta aquí con piezas determinantes como Álex Chan y Andrés Sánchez.

El equipo busca conservar en la División de Honor Plata la misma estructura que le llevó hace dos temporadas hasta Asobal. En ese momento apostaron por continuar con el grueso de la plantilla y ahora siguen esa misma senda. Eso sí, el escaparate que supone competir en la élite nacional ha hecho que algunos de sus jugadores fichen por otros clubes de la categoría. El primer equipo contará también con algunos de los nombres propios que despuntaron en el reciente Campeoanto de España y que a lo largo de esta temporada también han entrenado a las órdenes de Jabato en Asobal.