BNG y PSOE vetan que se investiguen contratos menores del Concello de Pontevedra y el PP amenaza con acudir al juzgado

Serxio Barral Álvarez
Serxio barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Representantes del grupo municipal del PP, durante el pleno de la corporación de Pontevedra
Representantes del grupo municipal del PP, durante el pleno de la corporación de Pontevedra XANDRE LEMA

Rafa Domínguez insiste en que ve actuaciones «profundamente ilegales»

25 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«A lo mejor nos tenemos que encontrar en el juzgado». Así remató el portavoz municipal del PP, Rafa Domínguez, su intervención en el pleno en el que su grupo pidió, sin éxito, la constitución de una comisión de investigación sobre «los contratos menores adjudicados a personas o entidades afines al BNG». Los dos socios de gobierno local vetaron dicha investigación dando por bueno que los contratos cuestionados contaron con el aval de los servicios técnicos.

Pero Domínguez no cuestiona tanto ese aspecto de las contrataciones sino «la génesis de esos contratos, de dónde salió la orden de que se incluya publicidad del Concello en una revista de la fundación Bautista Álvarez o de Galiza Nova; o se contrate al teniente de alcalde Barro para organizar una rutas para promocionar el uso del gallego».

Tanto BNG como PSOE rechazaron fiscalizar los contratos y pidieron al grupo de la oposición que se dedique a hacer política. «Un goberno necesita unha oposición que sexa alternativa -señaló Tino Fernández (PSOE)-. O que non necesita nin este goberno nin Pontevedra é un grupo que renuncia a facer oposición para limitarse a revolcarse no esterco das pequenas miserias». El socialista subrayó que «transparencia e honestidade son fortalezas deste goberno local».

Por ese mismo camino circuló la réplica del BNG, a cargo de César Mosquera. «A honradez deste goberno está demostrada e contrastada -afirmó-. Pero isto non vai diso. Isto vai da incapacidade da dereita de Pontevedra para presentar unha proposta construtiva».

Mosquera recordó que el pasado verano el Concello contrató a más de cien grupos musicales y que el PP encontró tres con vinculaciones al BNG. «Non pedimos carnés a ninguén -enfatizó el nacionalista-. Seguro que tamén houbo persoas contratadas afíns ao PP».

Rafa Domínguez insistió en que entre las contrataciones que cuestiona -alrededor de una veintena- hay situaciones «inmorales, irregulares e ilegales. Y algunas, las tres cosas». Destacó que de todas las denuncias públicas que ha hecho su grupo en los últimos meses «no han sido capaces de desmentir ninguna de ellas. Han puesto excusas, pero no han sido capaces de demostrar que no son ciertas».

Así las cosas, todo parece indicar que el PP está decidido a dar el paso de acudir a la Justicia, ya que Domínguez insiste en que si BNG y PSOE rechazan la comisión de investigación «es porque hay cosas que no quieren que se sepa». El portavoz del PP insistió en que su grupo «está intentando buscar la verdad» sobre unas contrataciones que él considera «profundamente ilegales. Y lo digo con pleno conocimiento de la palabra».