La firma Rivekids asegura que su dispositivo no fue la causa de la muerte de una niña en un accidente en Vilanova

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Atestado de la Guardia Civil sobre el accidente al que alude la firma RiveKids
Atestado de la Guardia Civil sobre el accidente al que alude la firma RiveKids

La compañía vallisoletana remarca que la causa judicial está archivada y que la empresa y su directivos no han recibido demanda alguna

06 may 2021 . Actualizado a las 11:52 h.

La empresa Rivekids denunció esta mañana «una oscura operación para hundir su marca tras acceder al atestado judicial» del accidente de tráfico ocurrido en Vilanova de Arousa el 24 de septiembre de 2018 y «comprobar que su dispositivo no es causa del fallecimiento de una menor». En este sentido, desde la firma insisten en que el atestado de la Guardia Civil «no aprecia ningún factor en el dispositivo de la empresa Rivekids como causante del fallecimiento de la menor», de igual modo que «el Informe del juez no ha responsabilizado en ningún momento al dispositivo RiveMove como causa del triste fallecimiento de la menor».

Es por ello que, tras precisar que la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha tenido también acceso al atestado judicial, afirma no entender «el señalamiento inculpatorio sobre este dispositivo, a la luz de los hechos». «No existe ninguna denuncia, ni demanda contra nuestra marca, ni hay ninguna prohibición de ningún organismo oficial para dejar de comercializar nuestro dispositivo», remarca José Lagunar, director general de Rivekids.

OSCAR VíFER

Añade que la «oscura operación para hundir su empresa (...) empieza con la solicitud de un informe parcial a Industria y termina con la exposición mediática protagonizada por el abogado de la familia, la AUGC y un lobby de seguridad vial e infantil». En este sentido, la compañía se ha personado recientemente en la causa judicial, «ya archivada», accediendo al atestado judicial del Juzgado de Instrucción número 3 de Vilagarcía, de tal modo que «ha podido comprobar como su dispositivo RiveMove, anclado a la silla de la menor y al sistema ISOFIX del vehículo, no está señalado o inculpado como causa del fallecimiento de la menor en ningún apartado del atestado elaborado por la Guardia Civil».

A la vista de esto, Lagunar remarca que no solo ni Guardia Civil, ni el magistrado les responsabiliza de lo ocurrido, sino que, además, «no nos ha llegado ninguna demanda o querella, ni ninguna prohibición oficial que nos impida comercializar nuestro dispositivo». De este modo, remarca que en los 56 folios de atestado policial, solo en tres páginas se cita a su dispositivo RiveMove y se hace para reseñar que «el desplazamiento lateral del dispositivo no influye en el resultado, al tratarse de un alcance (...). El atestado dice textualmente: 'Silla con el adaptador donde se observa el desplazamiento lateral (7 centímetros) para aprovechar el espacio central, en este caso al ser un alcance el desplazamiento lateral no influye en el resultado».

José Lagunar incide en que el Ministerio de Industria, la ATGC y la DGT conocían su dispositivo, RiveMove, desde hace cuatro años: «Conocen perfectamente RiveMove desde antes incluso de su comercialización en febrero de 2017. ¿Por qué cuatro años más tarde cuestionan su uso y realizan un informe desfavorable? Estas administraciones han llegado a publicitar RiveMove como un novedoso dispositivo capaz de dar solución a los problemas de espacio en los vehículos de muchas familias de manera segura para los usuarios».

En este punto, hasta la fecha, ni Rivekids, ni sus directivos, han recibido demanda alguna por parte de la familia, ni hay pendiente ningún juicio. «El abogado de la familia ha confundido a los medios de comunicación diciendo que hay pendiente un juicio que determine responsabilidades o que hubo una deformación de nuestro dispositivo entre 7 y 10 centímetros hacía delante, una falsedad que no recoge en ningún momento el atestado de la Guardia Civil», aclara Lagunar.

Desde la empresa vallisoletana se carga también contra la asociación AUGC por advertir «del peligro del uso de nuestro sistema, apoyándose en que no está homologado. La Guardia Civil sabe que los aftermarkets, donde se encuentra nuestro dispositivo RiveMove, no pueden estar homologados y diariamente se permite el uso en los vehículos».

Lagunar tiene claro que detrás de toda esta situación se encuentra «un fuerte lobby de presión, con una gran influencia tanto en instituciones públicas, como privadas» con el objetivo de que «desaparezcamos del mercado porque lo último que les interesa es la seguridad vial». El director general de Rivekids subraya que su dispositivo no está homologado, pero sí certificado: «Los únicos elementos que pueden estar homologados en un vehículo son los propios componentes del coche y las sillas. El resto de accesorios o dispositivos están englobados dentro de los productos llamados aftermarket, como espejos, aproximadores de arnés, soportes para tablets, GPS o teléfonos, cortinillas no integradas en el vehículo, cuñas para SRI, spacer para SRI, limitadores de impacto lateral para SRI....».