Buenas noticias para el verano

Peajes bonificados en la autopista AP-9 y la solución 2+1 en el tramo que resta de la autovía de O Salnés pueden aliviar las tensiones de tráfico en época estival


El Ministerio de Transportes ha traído dos muy buenas noticias para este verano en Galicia y, particularmente, en las Rías Baixas: las tan esperadas bonificaciones a los usuarios de la AP-9; y el anuncio de conversión en carreteras 2+1 de las actuales vías rápidas y carreteras secundarias convencionales.

Ambas noticias son de enorme trascendencia para el tráfico local. Y para el tránsito foráneo que tanto crece en verano. Según la previsión manejada por el ministro José Luis Ábalos y por el presidente Alberto Núñez Feijoo será, precisamente, en la estación estival, a partir de julio, cuando se estrene el catálogo de descuentos para la Autopista del Atlántico que negociaron y avanzaron el titular del Mitma y el jefe del ejecutivo autonómico.

Además, ocurre que en esos meses de veraneo es cuando vías rápidas como la VG-4.1 entre Sanxenxo y A Lanzada experimentan una tremenda presión circulatoria. Que nos recuerda que sigue sin materializarse el prometido desdoblamiento. No será en este mes de julio, salvo acelerón imprevisto por parte de la Conselleria de Infraestructuras de la Xunta, cuando se implemente en ese vial la solución de carretera 2+1 que el departamento de Ethel Vázquez ha recibido como agua de mayo. Una alternativa, tanto financiera como de seguridad vial que viene ni que pintada para esquivar el manifiesto incumplimiento de la promesa de prolongar el modelo de autovía que existe desde el 2008 entre Curro y Sanxenxo.

El modelo de carreteras 2+1 lleva años en boga en otros países del ámbito europeo como Holanda, Alemania, Dinamarca o Suecia, entre otros. En cambio, en España hubo que esperar hasta el 2016 para que siendo ministra de Fomento la diputada pontevedresa, Ana Pastor, se trabajase un borrador que incluía esta posibilidad de carriles de adelantamiento que ha desembocado, cinco años después, en la Orden Circular 1/2021 que aprobó el Gobierno actual. De acuerdo con la instrucción del Ministerio, resulta una opción de rediseño adecuada para aquellos viarios como la VG del Salnés en las que se produzca una presión de tráfico tan fuerte y existan importantes limitaciones para realizar los adelantamientos.

La implementación de carriles 2+1 contribuiría a reducir los siniestros por colisiones frontales o laterales por maniobras de adelantamiento. Y evitarían los costes económicos, sociales y medioambientales que conllevarían el desdoblamiento de la actual vía rápida en autovía, en especial, en el tramo final, entre humedales, que desemboca en A Lanzada.

Ciertamente, también existen inconvenientes. Los especialistas en la materia citan dos fundamentales: se desarrollan mayores velocidades en el carril rápido y un efecto de aceleración al inicio del carril adicional; y si no se utiliza un sistema adecuado de contención de los vehículos en la separación de carriles, se pueden originar severos problemas de seguridad. La colocación de esos sistemas de barrera y contención, evitaría el riesgo de siniestralidad que la actual VR del Salnés o cualquier otra carretera convencional que imaginemos, llegan a acumular.

De hecho, la norma ministerial a la que habrá de acogerse la Xunta implica que se podrán separar físicamente los sentidos de circulación con sistemas de barreras. De hecho algo de esto existe en algunos tramos de la actual Vía Rápida (Portonovo, Aios, Noalla…). Asimismo se establece que haya una zona sombreada o señalizada para avisar al conductor de que habrá de terminar la maniobra de adelantamiento, pero de forma mucho menos peligrosa que superando una línea continua o una señal horizontal de prohibido adelantar. Piensen por ejemplo en el reciente caso del alto da Brava en Salceda de Caselas. Si bien es verdad que hubo causas exógenas que influyeron como acredita la prueba de alcohol en sangre al conductor que provocó, presuntamente, la colisión. Pero un carril de adelantamiento con barreras, quizás habría podido mitigar la tragedia.

Esta fórmula del 2+1 es, por supuesto, susceptible de implementarse en muchas carreteras generales como la N-550, la PO-531 o la VG 4.4 entre Pontevedra y Marín.

Los padres de la victoria

En política a las victorias les sobran padres y a las derrotan solo se les encuentran viudas. PSOE, PP y hasta el BNG -con matices- se atribuyen el logro de los descuentos que se aplicarán a los usuarios de la Autopista del Atlántico cuando entren en vigor las bonificaciones acordadas entre gobiernos central y autonómico. Aunque los nacionalistas que lidera Ana Pontón han expresado sus dudas sobre la credibilidad de los compromisos, tiempo les falta para reivindicar que los anuncios realizados por Feijoo y Ábalos son producto de la axenda galega que el Bloque le puso delante al PSOE para apoyar la investidura de Pedro Sánchez.

Ciertamente esa presión política tuvo que ver. Pero no puede minusvalorar la influencia realizada por la Xunta ni la decisiva voluntad del PSOE, como partido principal del gabinete de coalición, de responder a una demanda histórica de Galicia. Al fin y al cabo, saldrán de los Presupuestos Generales del Estado, los 60 millones de euros anuales que compensarán a Audasa por los descuentos que se nos aplicarán. Es decir, del bolsillo de todos nosotros, los contribuyentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Buenas noticias para el verano