Hoempo se une a abogados para iniciar acciones legales contra las administraciones

n. d. a. PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

10 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Asociación de Hosteleros Empresarios de Pontevedra (Hoempo) firmó ayer un acuerdo con el despacho de abogados Imasd para empezar una ofensiva contra las administraciones. La intención del colectivo es emprender acciones legales contra las instituciones públicas y lo harán a través de la plataforma que han creado www.loitapolonoso.org. «Esta iniciativa surge de la necesidad de agruparnos y defender lo nuestro entre todos. Además de ser un negocio, la hostelería es una forma honrada de ganarse el sueldo y sacar adelante nuestros sueños, es un modo de entender la vida y dar un servicio global a los demás», señalan desde Hoempo.

El colectivo que nació tras la firma ayer del acuerdo de colaboración tiene la intención de acudir a la vía judicial, «como poder independiente del Ejecutivo y ante la imposibilidad de la Administración de corregir los efectos desastrosos de la pandemia y su insuficiente capacidad de gestión». Desde Hoempo llevan más de un año movilizándose por toda Galicia para reclamar un rescate al sector, que denuncian que nunca les ha llegado. «Aquí cabemos desde el pequeño bar hasta la gran discoteca, desde la agencia de viajes hasta el hotel de cuatro estrellas o la cabaña de turismo rural», señala un colectivo, que a finales del 2020 peregrinó a Madrid para reunirse en el Congreso con los representantes de los principales partidos políticos.

Más movilizaciones

Desde la nueva agrupación que nació ayer entre los hosteleros y el despacho de abogados Ismad aseguran que «lejos de quedarnos callados y quietos, seguiremos peleando, reclamando una compensación del 100 % de las pérdidas causadas en el año 2020 y en el 2021, comparándola con los últimos tres años». Los responsables de Hoempo han presentado este año a la Xunta un plan de medidas de lo que considerarían que sería justo después de más de un año de restricciones. Entre esas propuestas estaban incluidos reajustes en la cotización, la ampliación de la moratoria de las cuotas a la Seguridad Social, mayor protección social, la extensión de los ERTE o el aplazamiento de impuestos estatales.