Las viviendas de uso turístico registraron estancias de un solo día y concentradas en fines de semana

La Voz SANXENXO / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

O Salnés volvió a ser la zona más reclamada por los visitantes, aunque escogieron más casas aisladas con jardín

06 abr 2021 . Actualizado a las 05:05 h.

La presidenta de la Asociación de Viviendas de Uso Turístico de Galicia (Aviturga), Dulcinea Aguín, explicó que esta Semana Santa se ha notado, y mucho, el cambio de comportamiento de los gallegos que optaron por este modelo de alojamiento en Semana Santa. Hay que recordar que esta clase de viviendas suele tener mucho éxito entre asturianos, castellanos y madrileños, pero en esta ocasión el público de fuera de Galicia no pudo acudir. Este factor ya supuso que la mitad de los propietarios no preparasen sus casas para recibir a huéspedes. Las estancias además se recortaron a un solo día y se concentraron, sobre todo, en los fines de semana.

Dentro de la comunidad autónoma se notaron movimientos que no suelen ser los habituales. Los vecinos del litoral pontevedrés apostaron por la Costa da Morte, la Ribeira Sacra y el norte de las provincias de A Coruña y Lugo. Por su parte, muchos coruñeses y lucenses optaron por el litoral pontevedrés, especialmente por la comarca de O Salnés y, para ser más precisos, Sanxenxo.

De entre las viviendas de uso turístico, las preferencias se decantaron por «casas independientes, con jardín y barbacoa para hacer una vida lo más normal posible», apuntó Aguín. No obstante, el toque de queda, el cierre de buena parte de la hostelería y las restricciones más duras en municipios turísticos por excelencia como Sanxenxo y Baiona condicionaron la campaña. Las ciudades también notaron esta escapada de los visitantes de los grandes núcleos urbanos al rural y, de esta forma, Pontevedra y Vigo registraron un nivel bajo de personas alojadas en esta modalidad de vivienda en Semana Santa. Aguín indica que ahora el sector mira esperanzado hacia el verano, porque hay reservas, aunque muy condicionadas por la pandemia.