Enfermeros de Pontevedra: «Hemos dializado a pacientes covid durante seis horas con el EPI puesto»

Cristina Barral Diéguez
cristina barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

Enfermeros del Chop denuncian que se les niegan los tres días aprobados

21 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Dejan claro que lo que denuncian no es una pataleta por no poder disfrutar de los llamados días covid. Tres jornadas libres que concede el Sergas como compensación al personal que ha estado en primera línea de atención a pacientes de coronavirus durante la pandemia. Los trabajadores de la unidad de diálisis del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra (Chop) -una treintena entre enfermeros y auxiliares- se quedan al margen, al igual que los del resto de centros de la red pública gallega. «Es un desprecio hacia nosotros», afirma el enfermero Víctor Pérez, que lleva desde el verano del 2015 en la unidad de diálisis encadenando contratos y ahora con una interinidad.

Isabel Boullosa, que es fija y acumula una experiencia de 17 años, señala que lo que llevan a sus espaldas es un año «muy duro», ya no solo a nivel físico sino también psicológico. La unidad de diálisis está en el Hospital Provincial, pero su personal dializa también a pacientes en Montecelo, tanto en uci como en planta. «Hemos atendido a pacientes covid en la uci y otras unidades de críticos trabajando a destajo cinco o seis horas seguidas y sin descanso con el equipo de protección individual (EPI) puesto. De nada sirve que te digan qué bien lo hacéis, qué sacrificado es el personal sanitario. El reconocimiento ¿dónde queda? ¿en un aplauso?», se pregunta Isabel.

Marga Álvarez, también enfermera de diálisis, es interina desde el 2017. Recuerda como en la Semana Santa del 2020 estuvo dializando a pacientes covid junto a otra compañera. «¿Cómo no nos consideran personal de primera línea covid cuando estuvimos las dos en un hueco todo el turno dializando y viendo cómo nos caía el sudor por las mangas. Nadie se quejó por hacer horas de más, trabajamos en esas condiciones porque era una situación excepcional y había que hacerlo», sentencia. Por todo eso les duele el trato que ahora reciben cuando lo que ofrece el Sergas son tres días sin cobertura a disfrutar antes de que acabe el año, «que a la Administración no le cuestan nada».

El personal relata que en el caso de los pacientes covid críticos, la mayoría intubados, la atención incluía estar horas delante de una máquina sin salir. «La enfermera es la que maneja la máquina. Cuando está funcionando la sangre está fuera, en un circuito extracorpóreo, y hay que estar vigilantes porque pueden pasar muchas cosas. Si hay un coágulo en el sistema la máquina pita, si al paciente le baja la tensión hay que pasarle unos líquidos. Por eso es necesario el apoyo de una auxiliar. En pacientes sedados pero no del todo hay que estar pendientes de que no doblen un brazo y se rompa la vena», detallan.

Víctor, Isabel y Marga han querido dar la cara. Todo el personal de enfermería de la unidad de diálisis remitió un escrito el pasado 11 de marzo a las direcciones de Recursos Humanos y de Enfermería, a la Xerencia del Chop, a la dirección de Procesos Asistenciales y a las organizaciones sindicales Comisiones Obreras, CSIF y Satse -las tres que firmaron el plan de contingencia del Sergas-. El viernes no habían tenido respuesta.

También clínicas concertadas

Lo que exponen los trabajadores es lo que han vivido durante meses. Que prestan atención a pacientes diagnosticados de covid desde el inicio de la pandemia hasta hoy. Lo hacen en el Provincial a enfermos covid ambulatorios, tanto del servicio como de las clínicas concertadas de Diaverum (A Parda y Vilagarcía) y en Montecelo a pacientes covid que estuvieron ingresados en uci, rea, uce, cma y diversas habitaciones. Subrayan que permanecían con el EPI completo entre 5 y 6 horas continuas -hasta 7 horas en picos de la pandemia- sin poder salir del habitáculo y formando parte de una atención continuada del paciente dada la imposibilidad de reemplazo de equipo debido a la falta de personal formado y a la distancia geográfica entre la unidad y Montecelo. «Incumprindo así -dicen en el escrito- a normativa vixente do Ministerio de Sanidade sobre o tempo máximo de permanencia interrompida con EPI e superando así o 80 % necesario para a súa concesión».

También añaden que su unidad tiene adjudicados refuerzos de personal de enfermería y auxiliares (TCAE) dentro del plan de contingencia covid, por lo que hablan de una contradicción por parte del Sergas y no entienden cómo se les deja fuera de los días covid. Desde la Consellería de Sanidade se limitaron a señalar, a preguntas de La Voz, que el disfrute de esas tres jornadas se concede a trabajadores de primera línea y no a colectivos profesionales.

Más quejas desde primaria, partos o fisioterapeutas

 

Los sindicatos Comisiones Obreras, CSIF y el de enfermería Satse firmaron el plan de contingencia del Sergas. UGT fue una de las centrales que se desmarcó de un acuerdo que criticaba hace unos días. Para este sindicato, el plan de contingencia ha servido para propiciar el descontento de los trabajadores, «creando desigualdade á hora de gozar da compensacións dos chamados días covid». UGT alude a que cuando anunciaron que no firmarían el plan ya advirtieron de que llegado el momento, el Sergas «coa súa consabida racanería» impondría criterios restrictivos a la hora de compensar el esfuerzo y la dedicación de su personal durante la pandemia. UGT ha solicitado por escrito que el personal de las unidades de diálisis de Galicia no sea ignorado a la hora de las compensaciones que se le dan al resto de profesionales de primera línea. Alude a otras quejas por parte de trabajadores de atención primaria que no tienen circuitos covid, pero que atienden a todo tipo de usuarios, o de odontología de primaria.

Por su parte, desde el sindicato de enfermería Satse apuntan que quizá el caso de las unidades de diálisis es «el más llamativo», pero también han recibido malestar por parte de personal de partos o de fisioterapia. Su secretaria provincial en Pontevedra y enfermera de urgencias, Emma Rodríguez, indicó que confían en que en las próximas semanas el Sergas corrija la resolución por la que se establece el régimen de aplicación de los permisos y libranzas al personal de servicios y unidades covid, acordados en la mesa sectorial de negociación del personal estatutario del pasado 25 de noviembre.