El Concello traslada a la Fiscalía y al juzgado las diligencias por el encierro de trabajadores de Ence

Cristina Barral Diéguez
c. barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

17 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Pontevedra acaba de trasladar a la Fiscalía y al juzgado las diligencias policiales abiertas tras el encierro de un grupo de trabajadores de Ence en la casa consistorial el pasado 11 de marzo. Fuentes municipales confirmaron que se identificó a 13 personas. El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), y otros ediles tuvieron que salir escoltados por la Policía Local. La tensión fue a más cuando el regidor salía con su coche del párking de la plaza de España.

Lores compareció ayer para dar cuenta de los asuntos del pleno del próximo lunes, 22 de marzo, una sesión que estará marcada por el conflicto de Ence y que se celebrará con las medidas covid -aforo reducido solo con prensa-. En el pleno se debatirán tres mociones. A la propuesta de BNG y PSOE sobre la salida de la pastera de la ría, se suma otra sobre los acontecimientos «de violencia de rúa e o papel que xogan determinados actores na súa indución e xénese». Además de declarar persona non grata al consejero delegado de Ence, Ignacio de Colmenares, se recogen los incidentes del día 11. Se dice que esa jornada se traspasaron «todas as liñas vermellas do lexítimo dereito de manifestación derivando a situación nun momento moi tenso e violento». El acuerdo que se propone es rechazar el «matonismo» y la violencia desplegada por los representantes de Ence y el PP. Habrá una tercera moción del PP en defensa de los puestos de trabajo.

Lores instó ayer a la empresa a garantizar los puestos de trabajo fuera de la ría y lamentó las actitudes de «chantaxe, agresión e presión social» de Ence y del PP. «O consello de administración de Ence deixoume moi claro hai tempo que era máis fácil cambiar a opinión pública que a Ence de sitio. E seguen nesa teima», dijo.