El PSOE formaliza en los juzgados de A Parda su denuncia contra Ence

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA LA VOZ

PONTEVEDRA

El portavoz municipal del PSOE, Tino Fernández, sostiene la denuncia presentada contra Ence en presencia del abogado Pedro Hermida Paredes
El portavoz municipal del PSOE, Tino Fernández, sostiene la denuncia presentada contra Ence en presencia del abogado Pedro Hermida Paredes PSOE PONTEVEDRA

El portavoz municipal, Tino Fernández, presentó el escrito en el que se insta al Ministerio Fiscal a investigar las declaraciones de Colmenares

08 mar 2021 . Actualizado a las 21:12 h.

A primera hora de este lunes, el PSOE de Pontevedra formalizó lo que anunció el pasado domingo: presentó una denuncia en los juzgados de A Parda instando al Ministerio Fiscal a investigar al grupo Ence por supuestos delitos medio ambiental, contra la salud de las personas y de amenazas. El portavoz municipal, Tino Fernández, acudió al edificio judicial acompañado por el abogado Pedro Hermida Paredes para presentar el escrito.

La denuncia se produce a raíz del vídeo en el que el presidente y consejero delegado de Ence, Ignacio de Colmenares, alertaba del riesgo de que el estado de la caldera de recuperación de la fábrica de Ence en Lourizán «pueda causar un susto mayúsculo ambiental» que puede «afectar a las personas». Ence ya ha explicado que el vídeo, una alocución del presidente de la compañía dirigido a sus trabajadores, fue distribuido «de manera ilegal», que las palabras de Colmenares están «sacadas de contexto» y que la planta de Lourizán cumple con todos los requisitos de seguridad.

En la denuncia se especifica que «de tales manifestaciones (...) se extrae de un modo palmario, que Ignacio de Colmenares es perfectamente consciente de que en la fábrica de Ence de Pontevedra se está incumpliendo la normativa de aplicación y que, por ello, existe un riesgo de daño medioambiental y para las personas, actual, razonable y cierto».

Además, la denuncia porta documentación sobre averías anteriores registradas en la citada caldera de recuperación, lo que demostraría, a juicio de los denunciantes, que «no estamos ante una avería hipotética y novedosa, sino ante una avería recurrente» de la que la empresa tendría conocimiento.

Asimismo, la denuncia concluye señalando que Colmenares «supedita la ejecución de las necesarias inversiones en la fábrica a que se garantice por las administraciones la pervivencia de la misma en su actual emplazamiento».

«Dicho de otro modo, amenaza con prolongar la situación de incumplimiento de normativa que es consciente que puede causar los daños anteriormente descritos, si no se accede por los representantes políticos electos a modificar su comportamiento, en concreto a instar y lograr la modificación del texto legal exigida».

Por ello, la denuncia insta a practicar «las diligencias de investigación precisas para la comprobación de los hechos, formulando querella en caso de desprenderse de dicha investigación la comisión de uno o varios delitos».