Doce pacientes de covid-19 fueron tratados con plasma de curados

Se aplica en personas con menos de siete días de evolución y con criterios de gravedad

En los pacientes covid críticos, en la imagen la unidad de reanimación de Montecelo, no está indicado el tratamiento con plasma
En los pacientes covid críticos, en la imagen la unidad de reanimación de Montecelo, no está indicado el tratamiento con plasma

pontevedra / la voz

El hospital Montecelo, en Pontevedra, empezó a principios del pasado mayo a llamar a pacientes que habían superado el covid-19 para recoger su plasma. Se contactó por teléfono con más de 300 personas y no hubo nadie que se negara, explican desde el servicio de neumología del Chop. De todas esas llamadas se convocó en el hospital a un número mucho más pequeño de donantes para extraer una muestra y llevar a cabo un estudio de anticuerpos. «Solo se cogían los que tuvieran una alta tasa de anticuerpos, en concreto, mínimo cinco veces por encima del umbral de detección. Tenían que ser pacientes que tuvieran bastantes anticuerpos porque si no no tiene sentido», explica el neumólogo y responsable de la consulta pos covid, Adolfo Baloira.

A los elegidos se les extrajo 500 centímetros cúbicos de plasma y se congeló a menos 80 grados para utilizar cuando se necesitara en algún tratamiento. Se recogió finalmente plasma de más de treinta donantes. «Llevamos un tiempo en que hemos parado porque tenemos de sobra para tratar pacientes y se está haciendo en toda Galicia», señala el médico. Pero, ¿en qué tipo de enfermos de coronavirus o en qué circunstancias se puede hacer uso de ese plasma? Hay unos criterios que están perfectamente diseñados desde hace tiempo. Son pacientes que lleven menos de siete días de evolución desde el inicio de los síntomas, preferiblemente menos de cinco días, y que tengan criterios de gravedad. Es decir, que tengan neumonía y haya disminución de oxígeno en la sangre. Hay varios datos recogidos, subraya Baloira, que apuntan a que en pacientes que están en uci el plasma no sirve de mucho. «De hecho, un estudio parecido, entre comillas, hecho con anticuerpos artificiales, que en el fondo vendría a ser algo parecido a lo que nosotros ponemos con el plasma, pero estos son anticuerpos naturales, reveló que con dos anticuerpos artificiales -como los que le pusieron a Donald Trump- se ha visto que solo son eficaces en enfermedad leve o moderada, y que en uci producen un aumento de mortalidad».

El viernes no se estaba tratando a ningún paciente covid con plasma donado en Montecelo. El último que se puso fue hace unas tres semanas, en plena tercera ola. También está indicado en pacientes que tienen inmunodepresión, que se infectan por covid y ya sea por tratamiento con quimioterapia intensa o por una enfermedad disminuye mucho su capacidad natural de producir defensas. La primera enferma que recibió plasma en Pontevedra fue precisamente una paciente oncológica. Adolfo Baloira recuerda que la respuesta fue «espectacular». Desde entonces se ha aplicado plasma a una docena de pacientes covid en Pontevedra que estaban ingresados en planta. A la primera, esa paciente oncológica, se la llevó a la uci por seguridad porque era la primera vez que se ponía. Pero fue un viernes por la tarde y el lunes siguiente ya volvió a planta y se trató con remdesivir.

«Si se pone el plasma cuando hay que ponerlo sí es efectivo. No hay que olvidar que en el tratamiento del covid hay dos tipos de fármacos. Unos son los que atacan el virus, y otros los que atacan las consecuencias del virus. Si queremos atacar al virus lo idóneo sería en los cinco primeros días porque sabemos que cuando empieza la inflamación de alto nivel suele ser a partir del quinto o sexto día. Cuando el virus está llegando a los pulmones y hay respuesta inflamatoria ya la capacidad de acción que tiene un fármaco que solo es antiviral es muy pequeña».

Otro estudio anunciado por el Chop, pero que finalmente no se hizo por problemas de logística, fue el muestras de sangre de pacientes que han superado el covid-19 para conocer la duración de la respuesta inmune.

Una media de cuatro enfermos en la nueva unidad de cuidados respiratorios

El hospital Montecelo cuenta desde el pasado 8 de febrero con una unidad de cuidados respiratorios intermedios (ucri) ya existente en otros centros públicos gallegos. Ubicada en la planta de neumología (séptima) cuenta con siete habitaciones de presión negativa y actúa de puente entre urgencias y uci para pacientes graves. La nueva unidad nació para tratar a enfermos covid con ventilación no invasiva, aunque la intención es que una vez pasada la pandemia se emplee en el tratamiento de personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), embolia de pulmón o incluso en asmáticos severos.

¿Cuántos pacientes se han tratado en esta unidad de cuidados respiratorios intermedios y cómo se valora el resultado? Desde el servicio de neumología apuntan que el promedio en la ucri es de cuatro pacientes, si bien algún día hubo mayor ocupación. «La valoración que hacemos es buena. Hay una monitorización central y se mide fundamentalmente la saturación de oxígeno. En el caso de las enfermeras, al tratarse de enfermos covid, no tienen que entrar en la habitación. Hay un sistema de alarmas y ya hemos tenido algún paciente procedente de la uci que ha continuado su recuperación en la unidad», explica el neumólogo y responsable de la consulta pos covid, Adolfo Baloira.

En la unidad de cuidados respiratorios se emplean mascarillas conectadas a un ventilador. Funciona en conjunto y de forma coordinada con los servicios de urgencias y uci, aunque la atención directa corresponde a neumología. Todo está conectado a una consola central en el control de enfermería de este servicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Doce pacientes de covid-19 fueron tratados con plasma de curados