La calidad como un plus para resistir mejor los golpes de la pandemia

Marcos Gago Otero
marcos gago PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

Sellos como Galicia Calidade refuerzan la oferta de productos y servicios

21 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La pandemia se lo ha llevado casi todo por delante, menos la calidad de nuestros productos y empresas. En estos tiempos de coronavirus, los distintos sellos certificadores avalan la garantía de los productos gallegos y las comarcas de Pontevedra y O Salnés concentran un relevante número de estos distintivos en el conjunto total gallego, como Galicia Calidade, las banderas azules, Q de Calidad o el Sicted.

Propio de Galicia es el sello que lleva su nombre su distintivo, Galicia Calidade, y que en las dos comarcas suma 22 empresas de distintos sectores, lo que da una idea de la variedad empresarial de la comarca y refuerza su prestigio ante los consumidores en estos tiempos de covid.

Un importante número de empresas del sector vitivinícola y gastronómico disponen de este sello de calidad, como Paco & Lola, Terras de Asorei, o Adega Eidos. El presidente y consejero delegado de Terras de Asorei, Xosé Ramón Durán, explica que su empresa es de carácter familiar y gestiona 50 hectáreas de viñedo en O Salnés, vendiendo en veinte mercados exteriores, tanto de la UE como fuera, llegando a lugares tan distintos como Canadá, Japón y Rusia. Durán indica que disponer de un sello como Galicia Calidade es un aval para sus productos. «A xente busca algo auténtico e Galicia ten a sorte de ter unha uva única no mundo e que ten un concepto de calidade de gran prestixio a nivel internacional. Cando se fala de albariño fálase de Galicia».

Iñaki Bretal, de Eirado da Leña, uno de los establecimientos gastronómicos más famosos de Pontevedra, que aparece en la guía Michelín, la biblia de la gastronomía mundial, también está adherido a Galicia Calidade, entre otras certificaciones. Bretal trabaja en uno de los sectores más golpeados por el impacto económico del covid. Indica que, cuando pueda volver a abrir sus puertas, los sellos no serán la solución por sí solos, pero sí contribuirán a atraer clientes. «Avalan un bo traballo e a calidade. Non se trata so de ter a pegatina, senón que o selo avala que se trata dun local serio e que detrás hai un traballo ben feito», afirma. En esta línea ha entrado en PescadeRías, porque la lonja de Ribeira, donde se abastece de pescado, también se ha sumado a esta marca.

Hoteles e industrias

Los hoteles son otro de los sectores representados en Galicia Calidade en la comarca de O Salnés. Uno de ellos es el Spa Nanín Playa, cuyo gerente, Francisco González, fue durante muchos años el presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (CETS). «Somos un hotel familiar y el sello Galicia Calidade certifica 25 años de esfuerzo por la calidad en la atención a nuestros clientes», resalta. González, como el resto del sector turístico, mira con esperanza al verano, con el objetivo de recuperar cierto ritmo de trabajo más o menos normalizado. Indica que en estos tiempos de covid, en hoteles como el suyo se han adoptado protocolos de seguridad, que funcionaron bien el año pasado y que se han perfeccionado para la próxima temporada estival.

El sello certificador gallego abarca a tres clubes de las rías de Pontevedra y Arousa: Nauta Sanxenxo y los náuticos de San Vicente do Mar, Portonovo y Sanxenxo. La certificación no solo es para el turismo, la tienen industrias como Celtic Stores, Rosa de los vientos o Enectra.

Pontevedra y O Salnés tienen 85 Q de Calidad y obtuvieron 32 banderas azules

Las comarcas de Pontevedra y O Salnés se encuentran entre las zonas geográficas de Galicia con mayor concentración de galardones ambientales, distintivos de calidad y sellos de referencia. Solo en cuanto a la Q de Calidad, el distintivo impulsado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), ambas comarcas suman 85. El récord lo tienen Sanxenxo, que es el municipio gallego con más galardones de esta índole y segundo de España, pero la Q de Calidad aparece en establecimientos y negocios de Vilagarcía, Vilanova, Cambados, Meis, Meaño, Poio, O Grove, Pontevedra, Bueu, Portas, Caldas, Cuntis, Valga y Ribadumia, según el listado oficial de la Xunta.

Pontevedra y O Salnés son también una potencia, a nivel mundial en cuanto a banderas azules, una de las grandes referencias en materia ambiental y en la que se fijan mucho los visitantes. Entre las dos comarcas la cifra de banderas azules se elevó a 32 el año pasado, donde también se da la circunstancia de que fue una temporada estival complicadísima por los condicionantes producidos por la pandemia.