Nueva condena al donjuán de Marín por estafar a una joven y a su madre

En esta ocasión, el marinense simuló ser un empresario de éxito


Pontevedra / La Voz

Hacker informático, chef Estrella Michelin, tatuador... Y ahora, empresario de éxito. Rodrigo Nogueira Iglesias, conocido por el sobrenombre del donjuán de Marín, acumula una nueva condena por estafar a una mujer. De este modo, el marinense aceptó una pena de un año de prisión como autor de un delito de estafa con la agravante de reincidencia, así como asumió el pago de indemnizaciones que suman un total de 3.757 euros.

El propio Rodrigo Nogueira confesó que, utilizando uno de sus alias, inició en febrero del 2018, apenas unos meses después de haber sido condenado por primera vez por estafa en Bilbao, una relación con una joven madrileña. Ambos, en un momento dado, convivieron juntos tanto en el domicilio de esta última como en el de la madre de esta, un período de tiempo en el que el donjuán de Marín se ganó la confianza de ambas mujeres hasta el punto de que «comenzó a pedirles dinero, que ellas le fueron entregando en mano».

La sentencia recoge que, el 7 de mayo, la progenitora de su entonces pareja le entregó 1.387 euros en efectivo después de que este le hubiera manifestado, «y acreditado mediante una factura, que se podía encargar de una obra que querían hacer en el domicilio». Lo cierto es que tales trabajos nunca se llegaron a materializar, como tampoco hizo entrega de la madera que presuntamente había adquirido con dicho dinero.

De igual modo, se refiere que, en el marco de la relación sentimental que mantenía con la joven madrileña, el marinense, que hoy tiene 44 años, hizo creer a su pareja que era propietario de una sociedad mercantil «que tenía importantes beneficios». En el marco de este engaño, el 18 de mayo, orquestó un contrato con la víctima por el que procedía a transmitirle el 35 % de las acciones de la empresa a cambio de mil euros, dinero que, como anteriormente hizo su madre, «entregó en mano». La realidad es que, según pusieron de manifiesto las diligencias judiciales, la sociedad en cuestión no ha existido nunca, por lo que, consecuentemente, no tuvo actividad empresarial alguna.

El tercero de los episodios con los que se relaciona a Noguera Iglesias se produjo meses más tarde, a principios de septiembre del 2018, cuando su aún pareja le entregó 1.340 euros. Esta cantidad, «a su vez, ella [la] había recibido de su madre mediante transferencia, para atender pagos relacionados con la obra que el acusado realmente nunca atendió y de los que se apropió», incide la resolución judicial, en la que se consigna que, antes de la celebración de la vista oral, el marinense ingresó 1.500 euros en la cuenta de la Audiencia Provincial de Madrid a efectos de satisfacer la responsabilidad civil. Esta circunstancia se tuvo en cuenta a la hora de aplicársele una atenuante de reparación del daño causado.

Historial de condenas

Esta es la cuarta pena de la que se tiene noticia que recae en Rodrigo Nogueira. Así, en marzo del 2017 fue condenado en Pontevedra por una estafa en un hotel de Meaño; a finales de septiembre de ese mismo año, la Audiencia de Bilbao dictaba la primera sentencia contra el marinense por engañar a una mujer; mientras que a principios del 2018 le cayeron en Burgos nueve meses por maltrato en el ámbito de la violencia machista, y una segunda pena similar por coacciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Nueva condena al donjuán de Marín por estafar a una joven y a su madre