Secretos en piedra y joyas naturales desconocidas de la comarca de Pontevedra

Los concellos del entorno preservan una oferta histórica, etnográfica y ambiental más allá de los recursos turísticos más famosos

FACHADA DE LA CAPILLA DE OS SANTOS REIS, EN BUEU, CON LOS MOTIVOS DECORATIVOS DE URBANO LUGRÍS, SIGLO XX
FACHADA DE LA CAPILLA DE OS SANTOS REIS, EN BUEU, CON LOS MOTIVOS DECORATIVOS DE URBANO LUGRÍS, SIGLO XX

pontevedra / la voz

Ocultos en lugares de difícil acceso, o a la vista de todo el mundo pero pasando inadvertidos hasta para los propios vecinos, los municipios del entorno de Pontevedra preservan un gran patrimonio histórico, etnográfico y natural. Más allá de la oferta habitual de los grandes circuitos, hay lugares, edificios, árboles singulares y espacios mágicos y legendarios. Estos son algunos.

En rural de Marín, a escasos kilómetros de las playas tan concurridas en verano, se alza una pequeña iglesia románica, Santa María do Campo. Es un ejemplo excelente de arte medieval. Conserva los canecillos, figuras que sobresalen de la pared por debajo del tejado. En su interior, otro tesoro: un retablo pintado.

Cuando los especialistas descubrieron las pinturas se sorprendieron porque debajo de la capa que estaba a la vista, había otra de todavía mejor calidad, que se data entre los siglos XV y XVI. Ahora este pequeño templo marinense luce en el ábside una escena de la Anunciación, presidida por un Pantocrátor, mientras que al lado derecho de la nave se hallan tres santos, con el inconfundible san Sebastián, mártir asaeteado, que tanto prestigio gozaba a finales de la Edad Media como vencedor de plagas y enfermedades. Este es el mejor ejemplo en la comarca de pintura religiosa popular, antes de que los retablos de madera sustituyesen a las paredes decoradas en las iglesias.

FACHADA DE LA CAPILLA DE OS SANTOS REIS, EN BUEU, CON LOS MOTIVOS DECORATIVOS DE URBANO LUGRÍS, SIGLO XX
FACHADA DE LA CAPILLA DE OS SANTOS REIS, EN BUEU, CON LOS MOTIVOS DECORATIVOS DE URBANO LUGRÍS, SIGLO XX

Sin ir muy lejos, en la vecina Bueu, está otro pequeño templo, esta vez dedicado a Melchor, Gaspar y Baltasar, y que destaca por muchas cuestiones. La obra actual es la reconstrucción dirigida por Urbano Lugrís en el siglo XX de un templo del XVII. Los motivos decorativos marinos del artista gallego son evidentes ya en la fachada. Además, Os Santos Reis es el único templo dedicado a los Reyes Magos en Europa junto con la catedral alemana de Colonia.

CASA INDIANA DE LOS MARTÍNEZ GARRIDO, PONTE CALDELAS, CON AZULEJOS DEL QUIJOTE
CASA INDIANA DE LOS MARTÍNEZ GARRIDO, PONTE CALDELAS, CON AZULEJOS DEL QUIJOTE

En arquitectura civil, hay una impresionante colección de viviendas de estilo indiano en los municipios de Ponte Caldelas y A Lama. Si uno va con cámara de fotos, podría acabar haciendo una curiosa y variada colección. Los ejemplos abundan, tanto en los dos cascos urbanos como esparcidos por las parroquias del rural. Por citar una entre muchas, está la casa que construyeron los Martínez Garrido cerca del puente de Ponte Caldelas en el siglo XX. La decoraron con azulejos con escenas del Quijote.

El último suspiro irmandiño

Otro edificio singular, pero que suele quedar en segundo plano ante la mucho más famosa ermita de A Lanzada, en Sanxenxo, es la torre que recuerda que allí llegó a haber un castillo en la Edad Media. En el siglo XV esta torre, hoy en completa ruina, fue escenario del último episodio de la Guerra dos Irmandiños, la revuelta de los campesinos y burgueses gallegos contra la nobleza. Aquella lucha fue extinguida en ríos de sangre, como le pasó a los desdichados últimos defensores de A Lanzada.

LA CAMA DO HOME, EN TABOADELO, PONTE CALDELAS
LA CAMA DO HOME, EN TABOADELO, PONTE CALDELAS

Las leyendas de ritos de la fecundidad, que también hacen famosa a la costa sanxenxina con el ritual de las nueve olas, tienen su homólogo, pero sin mar ni olas, en la Cama do Home, en la parroquia caldelana de Taboadelo. Está en lo alto de una peña, a modo de lecho natural tallado por la erosión. La menciona en una de sus obras el escritor Manuel Murguía a mediados del siglo XIX. Dice la leyenda en la zona que las mujeres estériles recuperaban la fertilidad al tumbarse en este curioso hueco.

En el ámbito arqueológico, la comarca está llena de restos de castros y petroglifos. Una de las mámoas más grandes está a escasa distancia del lago de Castiñeiras, en la parte de Vilaboa, y se conoce como la Mámoa do Rei. Esta estructura varias veces milenaria es la más visible de un antiguo camposanto prehistórico, porque no es la única en el entorno, donde hay otros enterramientos de distintas épocas.

PUERTA DE PUNTA FAXILDA, NOALLA, SANXENXO
PUERTA DE PUNTA FAXILDA, NOALLA, SANXENXO

En una comarca moldeada por ríos y llena de valles y montes, hay lugares espectaculares para divisar el entorno que se abre a nuestros pies. Por ejemplo, Penarada en Ponte Caldelas, el recién creado parque forestal de Castro de Casás en Barro. Una costa escarpada también ofrece miradores que quitan el hipo, como la puerta al océano en los acantilados de Faxilda, en Sanxenxo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Secretos en piedra y joyas naturales desconocidas de la comarca de Pontevedra