Novena condena para un pontevedrés que nunca se sacó el carné de conducir

Su última multa fue por superar con creces la tasa máxima de alcohol permitida por la legislación española


Pontevedra / La voz

A lo largo de dos años, entre el 2014 y el 2016, un conductor pontevedrés acumuló hasta ocho condenas por distintos delitos contra la seguridad del tráfico, en su mayor parte por conducir sin carné. A todas estas penas se ha sumado recientemente una novena, en este caso, por superar con creces la tasa máxima de alcohol permitida por la legislación española, una conducta que ha conllevado que le impongan nueve meses de prisión y la privación del derecho a conducir vehículos a motor durante seis años.

La sentencia, que fue ratificada por la Audiencia de Pontevedra, establece que, en torno a las siete y media de la tarde del 5 de junio del 2019, se encontraba al volante de un Mazda circulando por la PO-552 cuando se encontró con un control preventivo de la Guardia Civil. Los agentes de Tráfico procedieron a dar el alto al turismo, uno de los cuales «apreció que presentaba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas, tales como habla pastosa y comportamiento exaltado».

Es por ello que requirieron al ahora condenado a que se sometiera al test de determinación del grado de impregnación de alcoholemia en el organismo con un etilómetro, prueba que determinó que había «ingerido previamente bebidas alcohólicas». La sentencia sostienen que esto «limitaba sus facultades psicofísicas para el manejo del vehículo».

En concreto, la primera prueba como la de contraste arrojaron un positivo de 0,86 y 0,85 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Recurso desestimado

A este hecho, la Justicia añade que, en el momento de los hechos, el pontevedrés «conducía el vehículo a sabiendas de que no podía ponerse a los mandos de dirección de vehículo a motor o ciclomotor, al no haber obtenido nunca ningún permiso o licencia de conducción».

Estos hechos explican su nueva condena como autor de un delito contra la seguridad vial en su modalidad de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas en concurso ideal con un segundo delito de conducción sin permiso. A este respecto, en la sentencia de la Audiencia de Pontevedra se desestima el recurso de apelación aludiendo a, entre otras cuestiones, que «con esa tasa, es la propia ley la que sienta que concurre una afectación de las facultades psicofísicas del conductor que causa un riesgo para la seguridad vial, por lo que huelga mayor análisis o argumentación acerca de tal cuestión».

De igual modo, se incide en que las condenas previas por el mismo delito de conducción sin permiso determinan que sea «proporcionada la pena interesada por el ministerio fiscal, esto es, la de nueve meses de prisión»,

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Novena condena para un pontevedrés que nunca se sacó el carné de conducir