Carballedo revalida el registro mínimo comarcal y Silgar repite a cero grados

Los concellos piden prudencia y echan toneladas de sal en las carreteras


pontevedra / la voz

Los vecinos de Cerdedo-Cotobade se despertaron con temperaturas que marcaron el mínimo de la comarca de Pontevedra, con un registro de menos cinco grados a las ocho y media de la mañana de ayer, según explicó el alcalde del municipio Jorge Cubela. En un día donde se volvió a vivir un intenso frío, una sensación que no nos abandona desde mediados de la semana pasada, los termómetros volvieron a desplomarse de madrugada y bajaron de cero grados no solo en el interior, sino también en los municipios de la ría. Por ejemplo, a las 8.24 horas el termómetro señal junto a la plazoleta de la rosa de los vientos, en el paseo de Silgar, contabilizaba ese límite sorprendente a cero grados, un valor que ya alcanzó el pasado viernes. Abelardo Martínez, vecino de Sanxenxo, explicó que unos pocos minutos antes el mercurio en esa señal llegó a poner menos un grado.

Ciertamente la estampa más conocida de Silgar es una playa atestada de gente en pleno sol de agosto, pero este año también se repiten en redes sociales las imágenes de las bajas temperaturas que se están midiendo en este tramo litoral de la ría. Cabe señalar que según MeteoGalicia, en la vecina localidad de O Grove el termómetro estuvo a menos 0,5 grados toda la primera mitad de la mañana.

En cuanto a la ciudad de Pontevedra, MeteoGalicia señaló una temperatura mínima de menos 0,8 grados en Campolongo y un menos uno en Lourizán. Fue precisamente en la ciudad capitalina donde se alcanzaron también las mediciones más altas al mediodía, con 15,6 grados de máxima.

La persistencia de estos días fríos en la comarca ha propiciado la formación de placas de hielo en la calzada, principalmente en las zonas de sombrío, y todos los concellos están desarrollando sus operativos especiales. El alcalde de Cerdedo-Cotobade, por ejemplo, explica que cuatro equipos de personal municipal con camiones están trabajando «en dos turnos todos los días echando sal a las seis de la mañana y a las diez de la noche».

La Diputación también ha intensificado los medios y los esfuerzos para mantener en condiciones las carreteras de la red provincial. Aunque la mayor parte de las incidencias ocurren en Deza-Tabeirós, en Pontevedra, Caldas, O Salnés y O Morrazo la institución provincial también ha contabilizado una treintena.

Los riesgos en carretera son considerables y todas las Administraciones públicas solicitan a los conductores que extremen la precaución cuando estén al volante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Carballedo revalida el registro mínimo comarcal y Silgar repite a cero grados