Positivo un trabajador del asilo de Caldas y vacunación en la residencia de Campolongo

La Voz

PONTEVEDRA

POLÍTICA SOCIAL

12 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La vacunación contra el covid avanza en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés. Este lunes fueron los usuarios y trabajadores de la Residencia de Maiores de Campolongo, en la ciudad, los que recibieron la primera dosis del antídoto de Pfizer. El proceso de inmunización, que se inició para este colectivo vulnerable el 27 de diciembre en Santiago y el 29 en el resto de zonas de la comunidad, va sumando poco a poco nuevos vacunados. Hasta el momento, la primera dosis ha llegado a una decena de centros de Pontevedra y O Salnés. Algunos de los ya vacunados son mayores y personal de Servisenior de Vilagarcía, Ballesol en Poio, asilo de Caldas de Reis, Caser Residencial en Vilaboa, Divina Pastora en Vilagarcía, Saraiva Sénior en Pontevedra, dos residencias de Forcarei, residencia de Marín y Campolongo, en Pontevedra. Hoy se vacuna en Ribadumia. El pasado viernes el comité clínico restringió las salidas de los usuarios, y limitó las visitas a una a la semana del mismo familiar mientras no se complete el proceso de inmunización.

Respecto a la incidencia covid, Política Social comunicó ayer el positivo de un trabajador del asilo de Caldas. Con este caso son ocho las infecciones que siguen activas entre el personal. Son 3 en la residencia Domus Vi de Ribadumia; 2 en Caser Residencial en Vilaboa; uno en la residencia de Marín y otro en Nuestra Señora de los Dolores de Forcarei. No hay ningún usuario contagiado.