Las aglomeraciones obligaron a desalojar A Verdura y Méndez Núñez


pontevedra / la voz

Supuestas «quedadas» de jóvenes están detrás de sendas acciones de la Policía Local de Pontevedra en la última semana, cuando fue necesario intervenir para dispersar aglomeraciones que se registraban en la plaza de A verdura (en dos ocasiones) y en la de Méndez Núñez. La nota común a estas intervenciones es que se produjeron con los negocios de hostelería ya cerrados o recogiendo, pues en todos los casos se registraron pasadas las seis de la tarde.

El día 5 de enero, víspera de Reyes, los agentes de la Policía Local tuvieron que dispersar aglomeraciones de jóvenes tanto en A Verdura como en Méndez Núñez. La portavoz del gobierno local, Anabel Gulías (BNG), especificó que estas acciones se saldaron con ocho denuncias, odas ellas por no llevar mascarilla.

Y este pasado sábado, día 9, de nuevo hubo que intervenir en A Verdura ante la aglomeración de personas en la plaza, En este caso se tramitaron tres denuncias: dos por beber en la vía pública y una por no llevar mascarilla.

Tanto Gulías como fuentes de la Policía Local subrayaron que las acciones tenían un efecto más disuasorio que sancionador y que en todos los casos se llevaron a cabo sin mayores problemas. Además se insistió en que en ningún caso se vieron implicados negocios de hostelería.

Sí hay un local de hostelería, en Xeve, que esta última semana recibió una nueva propuesta de sanción por estar abierto fuera del horario permitido. Gulías subrayó que se trata de un local reincidente.

Las nueve del día 4, las tres del día 9 y la del local de Xeve son trece de las 60 denuncias que tramitó la Policía Local de Pontevedra entre el 4 y el 10 de enero relacionadas con la pandemia.

A las dos de la mañana

En total hubo 20 denuncias por incumplimiento del estado de alarma (básicamente, por saltarse el toque de queda), 18 por no llevar mascarilla, 6 por reuniones de más de cuatro personas no convivientes, 5 por desobediencia a los agentes de la autoridad, 5 por saltarse el cierre perimetral, tres por beber en la vía pública y dos a locales de hostelería por saltarse el horario de cierre.

Además hubo otro caso curioso, una denuncia a un vecino de Madrid que estaba en Pontevedra sin haberse registrado en la página web de la Xunta y que además se saltó el toque de queda. Fue localizado por los agentes de la Policía Local a las dos de a mañana en la calle Joaquín Costa , y al ser identificado trató de justificar su presencia en la ciudad explicando que había venido a Pontevedra a renovar el carné de conducir, ya que en Madrid la cita se le demoraba demasiado.

Policía autonómica

Por su parte, desde la Policía Autonómica se dio cuenta este lunes de un total de 112 dispositivos en 44 municipios gallegos en el marco del plan de actuaciones destinadas a la prevención, inspección y control del cumplimiento de las medidas adoptadas por el covid-19. Se impusieron un total de 38 denuncias.

En lo que se refiere a la provincia de Pontevedra, los 22 dispositivos llevados a cabo del 8 al 10 de enero en Baiona, Bueu, Cambados, O Grove, Marín, Nigrán, Poio, Ponte Caldelas, Ponteareas, Pontevedra, Redondela y Vigo, derivaron en la identificación de 544 personas.

Estos operativos controlan que en los establecimientos abiertos al público, terrazas y espectáculos públicos se cumplen las medidas como el uso obligatorio de mascarillas, el cumplimiento de la distancia de seguridad, así como el aforo y el horario de cierre de los locales y la prevención del botellón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las aglomeraciones obligaron a desalojar A Verdura y Méndez Núñez