El arte que brotó en Belas Artes llega al CGAC


Una exposición colectiva abrirá el año en el Centro Galego de Arte Contemporánea de Santiago. Algunos de los autores fueron protagonistas en sus salas con exposiciones individuales, como Álvaro Negro; en otros, sus obras forman parte de la colección del museo, como el de Mónica Cabo y Rubén Ramos Balsa; e, incluso, está el ganador de la primera edición del premio de investigación del CGAC, Rosendo Cid. Y todos tienen un denominador común en su biografía: su paso por la Facultade de Belas Artes de Pontevedra. Para conmemorar el treinta aniversario de la puesta en marcha de este centro, el CGAC reunirá a una treintena de artistas que estudiaron en sus aulas.

La exposición titulada «Cultivar incertezas. Reformular o espazo / conmocionar a mirada» está comisariada por Ángel Cerviño y abrirá sus puertas el 29 de enero. El objetivo es «amosar unha selección significativa de traballos plásticos realizados polo alumnado que pasou polas aulas». Apostaron por treinta creadores que cubren el arco temporal de diferentes promociones, desde los licenciados en los primeros años hasta los que todavía están finalizando su etapa formativa. Cada uno estará representado por una obra, o conjunto de obras, de relevancia dentro de su trayectoria. Pertenecen a Erik Balbuena, Vicente Blanco, Teresa Búa, Mónica Cabo, Salvador Cidrás, Marcos Covelo, Victoria Diehl, Manuel Eirís, Suso Fandiño, Almudena Fernández, David Fidalgo, Basilisa Fiestras, Amaya González, Julia Huete, Marta Lorenzo, Rut Massó, Manuel Mato, Nano 4814, Álvaro Negro, Doa Ocampo, Kiko Pérez, Jorge Perianes, Mar Ramón, Rubén Ramo, Juan Rivas, Borja Santomé, Sandra Varela, Mar Vicente y Verónica Vicente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El arte que brotó en Belas Artes llega al CGAC