Deficiencias en la documentación capitalizan las multas en el transporte escolar

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

El pasado año se controlaron 163 vehículos interponiéndose 101 multas

03 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El pasado 4 de diciembre se cerró la última campaña del año en Pontevedra centrada en la vigilancia y control del transporte escolar. De este modo, agentes de la Guardia Civil de Tráfico, así como de la Policía Local de distintos ayuntamientos, caso de los de Pontevedra, Poio o Marín, verificaron el cumplimiento de una normativa que comprende, entre otras obligaciones, que los menores vayan acompañados por una persona debidamente cualificada o que el chófer cumpla escrupulosamente los tiempos de descanso establecidos.

Lo cierto es que las inspecciones llevadas a cabo a lo largo del año 2019, último ejercicio del que el Ministerio del Interior ha facilitado, por el momento, datos oficiales, ponen de manifiesto que las irregularidades detectadas en estos controles son de carácter administrativo. Esto es, se trata mayoritariamente de deficiencias a nivel documental, mientras que las condiciones técnicas de los vehículos, así como sus elementos de seguridad son óptimos y concordantes con lo que exige la normativa.

De este modo, a lo largo del 2019, se controlaron un total de 163 vehículos de transporte escolar en la provincia de Pontevedra interponiéndose poco más de un centenar de denuncias. Así, 75 de las 101 infracciones se relacionaron con la autorización pertinente para verificar este tipo de servicios, mientras que una veintena fueron por cuestiones vinculadas con las pólizas de seguro obligatorias. De este modo, únicamente solo las seis denuncias restantes recogieron algún tipo de deficiencia en los vehículos.