La hostelería escenifica su entierro tras la reapertura


pontevedra / la voz

La ampliación del aforo no ha supuesto un cambio sustancial en el día a día de los hosteleros que seguirán en pie de guerra «hasta que los políticos dejen de esconder su incompetencia detrás de la hostelería». Con esta contundencia siguen defendiendo un sector que ayer escenificó su propio entierro metidos en ataúdes o envueltos en lápidas como señal de protesta. Durante casi una hora protestaron en la plaza de España, mientras los otros once hosteleros de la plataforma que aglutina al sector de Pontevedra, Poio y Marín sigue su peregrinaje hasta Madrid. Las movilizaciones seguirán mientras la Administración autonómica no permita la apertura total del sector y las ayudas no cubran las pérdidas que están teniendo. Esas son las reclamaciones que llevan proclamando más de un mes y que no están dispuestos a dar por perdidas.

Tanto ellos como los hosteleros que están peregrinando a Madrid recibieron hace unos días el apoyo del premio Nobel de la paz, Adolfo Pérez Esquivel, desde Argentina. Pero también se han unido a este apoyo, Pepe Solla, Javi Olleros, de Culler de Pau; Rafa Centeno, del Maruja Limón, o el jugador del Pontevedra, Charles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La hostelería escenifica su entierro tras la reapertura