La presencia de medusas en toda la ría sorprende a los vecinos

Los biólogos avisan de que mejor no tocarlas por si se es alérgico

CEMMA

pontevedra / la voz

Medusas de color grande y de gran tamaño llevan días entrando en la ría de Pontevedra, causando la sorpresa de los marineros y de los vecinos que han llegado a divisar algún ejemplar en aguas tan interiores como el puerto de As Corbaceiras. Las medusas avistadas son ejemplares que, aparentemente, nadan solas, pero que no dejan de atraer la atención ante las encuentran porque son grandes, de entorno a un metro, y con un color claro intenso, que las delata en seguida ante el fondo marino. Se han notificado avistamientos en prácticamente toda la ría: Marín, Sanxenxo, Bueu, Combarro, y, como atestigua una de las fotos que ilustra este reportaje hasta en la desembocadura del Lérez.

El portavoz de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma), el biólogo Alfredo López, explicó que llevan días detectando la entrada de estas medusas no solo en las aguas pontevedresas sino también en las arousanas y en menor medida en la ría de Vigo. La especie en cuestión es la Rizosthoma pulmo, que no es tan peligrosa para los humanos como las mucho más pequeñas pero igualmente llamativas carabelas portuguesas.

Advertencia

No obstante, no hay que confiarse y tocarlas con la mano o dejar que las mascotas, como por ejemplo los perros, jueguen con ellas en la orilla o en la playa. Alfredo López advirtió del riesgo que supone dar por hecho que como aparezcan varadas en la orilla están muertas y no hay ningún problema. Todo lo contrario. Mejor no tocarlas.

«Unha persoa pode encontrarse con unha destas medusas na praia e como parece que está aparentemente morta, tocala, pero hai que recordar que as células están vidas e que poden inocular veleno», indicó el especialista de Cemma. López precisó que esta especie de Rizosthoma no debería ser en principio peligrosa para la salud, pero recalcó que no todas las personas reaccionamos igual ante una sustancia agresiva como la que desprenden las medusas. «Todas inoculan veleno», resaltó López, lo que pasa es que en especies como esta no suele causar problemas graves siempre que uno no sea alérgico. Y como pocas personas serían capaces de poder afirmar que no lo son, ante la duda mejor no tocarlas. También es recomendable alejar a las mascotas de los ejemplares que se puedan ver en la orilla, porque al olisquearlas, los perros también pueden sufrir un episodio alérgico.

Desde Cemma creen que la arribada de estos ejemplares a las Rías Baixas se debe a las temperaturas altas de este otoño y a que estas medusas podrían aprovecharlas desplazándose en agua más caliente de lo habitual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La presencia de medusas en toda la ría sorprende a los vecinos