La Xunta sopesa rebajar en el puente las restricciones en algunos concellos si sigue la evolución favorable de la pandemia en Galicia

Feijoo señala que la decisión definitiva sobre los primeros festivos de diciembre todavía no puede adelantarse, pendiente de qué ocurre en las próximas dos semanas

Los hosteleros gallegos recorrieron las calles de Santiago el pasado martes
Los hosteleros gallegos recorrieron las calles de Santiago el pasado martes

Pontevedra / La Voz

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en una visita a Pontevedra este lunes informó de que, si la tendencia de casos positivos de covid-19 sigue a la baja en la comunidad autónoma, está sobre la mesa rebajar las restricciones vigentes en algunos concellos o territorios.

El dirigente autonómico no se atrevió a precisar qué ciudades o municipios podría tener en mente, porque indicó que las cosas pueden cambiar mucho cuando todavía faltan dos semanas para el puente de la Constitución. Feijoo evaluó la situación de Galicia a preguntas de la prensa y sostuvo que, por lo menos a día de hoy, no se prevé el confinamiento general, aunque no descartó que pudiese haber alguno en algún lugar concreto si las cosas no evolucionasen mejor.

«No balance completo de Galicia temos menos persoas afectadas polo virus hoxe que os que tiñamos hai siete ou dez días. Chegamos a ter máis de dez mil persoas afectadas a finais de outobro e hoxe estamos en torno ás oito mil», indicó al evaluar la tendencia descendente que se observa en los últimos días. Preguntado sobre el puente, Feijoo pidió prudencia. «O número total de afectados ten disminuido e albergamos a esperanza de que da mesma forma que o fixemos no Carballiño en determinados concellos ou en determinadas zonas poidamos ser máis xenerosos coa apertura da hostalaría». Eso sí, el presidente no quiso lanzar las campanas al vuelo. «Insisto, albergamos esa esperanza, non podemos aseguralo en ningún caso. Se esta semana e a próxima as cousas van como foron nas últimas, haberá algúns territorios ou bastantes territorios que hoxe están perimetralmente pechados e tamén coa hostalaría pechada, que poidan abrir tanto a hostalaría como o seu ámbito territorial». ¿Cuáles? Aquí apeló de nuevo a la prudencia. «A saúde é un ben prioritario para calquera Administración pública, porque o é para calquera cidadán, e ímonos fiar exclusivamente por datos epidemiolóxicos e clínicos». El presidente de la Xunta sentenció: «Podo dicir que as cousas están mellor, pero non está o suficientemente ben como para poder dar ninguha confirmación do que imos facer e nunha pandemia como esta, facer previsións a dez días vista é un pouco impropio».

Feijoo recordó que, desde el comienzo de la pandemia, Galicia, junto con Canarias, Baleares y Valencia, está entre las comunidades autónomas que mejor han aguantado de forma constante, pero también pidió responsabilidad individual a los ciudadanos para poder atajar la extensión del covid. El presidente de la Xunta lamentó el «coste» que está teniendo para la hostelería sus cierres en las ciudades y otros municipios. «Esperamos que a partir desta semana empecen a recibir as axudas que nos comprometimos, que son as máis cuantiososa que deu a Xunta desde o inicio da pandemia». Entre autónomos, ocio nocturno y hostelería, el presidente autonómico fijó el desembolso realizado y el previsto en cerca de cien millones de euros. 

«Se seguimos coa responsabilidade invidual, van ir as cousas mellor, porque están indo en Ourense e Santiago de forma clara». Resaltó que en Ourense se llegó a alcanzar la barrera de una incidencia de covid de 600 casos por cien mil habitantes y en Santiago se pasó de los 500 mientras que ahora ambas ciudades se encuentran por debajo de los 200. La Xunta confía que se dé el mismo descenso en Pontevedra y Vigo, aunque recordó que en sus casos las restricciones especiales llegaron dos semanas después.

Evitar el confinamiento

El presidente de la Xunta explicó que se tomó la decisión de los cierres y otras medidas porque en la segunda quincena de octubre los casos en Galicia se dispararon pasando de 4.500 activos a 14 de octubre, a más de 9.000 a finales de ese mes. Existía el riesgo de un confinamiento general y era una medida que había que evitar. «O que acreditamos é que si seguía a curva de 4.500 casos activos cada quince días iso ía producir entre xaneiro e febreiro a necesidade dun confinamento da poboación». La Xunta tomó cartas en el asunto anticipándose a esas cifras tan malas, decretando el cierre hostelero y los cierres perimetrales de las ciudades y áreas de influencia y concellos con mayor incidencia del coronavirus. «Cos datos que temos agora, a Xunta non prevé ningún tipo de confinamento para a poboación galega con carácter xeral. Non podemos acreditar se pode haber algún territorio concreto, algún concello concreto, pero con carácter xeral, cos datos que temos e a experiencia de xestión da pandemia, non temos dentro do noso radar de decisións a posiblidade dun confinamento xeral da comunidade autonóma».

Las hospitalizaciones siguen creciendo, aunque caen los contagios por covid en Galicia

Tamara Montero

En las últimas 24 horas se han diagnosticado 323 personas con covid en Galicia y el Sergas ha añadido 15 personas más al balance de fallecimientos, que asciende ya a 1.161

Caen los contagios y lo casos activos, pero la cifra de personas hospitalizadas por coronavirus sigue al alza. El último balance del Sergas deja veinte personas más en planta, hasta un total de 559 pacientes. de los que un centenar están en cuidados intensivos. La tasa de personas ingresadas es del 6,4 % del total.

El balance de fallecidos es ya de 1.161 personas. El Sergas ha comunicado 15 nuevos fallecimientos, correspondientes a este lunes y a la actualización del recuento realizado por Saúde Pública. Se trata de una mujer de 53 años y dos hombres de 69 y 71 años, así como una mujer de 97 años que procedía de la residencia Ballesol de Oleiros y que fallecieron el el CHUAC, además de una mujer de 88 años que falleció en la residencia Domusvi de Oleiros. En el CHUO murieron dos mujeres de 91 y 78 años, así como un hombre de 78 años que precedía de la residencia Nosa Señora dos Miragres de Barbadás; dos mujeres de 94 y 88 años murieron en la residencia Domusvi de Ribadumia; una mujer de 95 años falleció en el CHUVI y otra de 84 años, que procedía de la residencia Doral de Mos, murió en el hospital Vithas Fátima. Además una mujer de 91 años murió en la residencia Ballesol de Vigo. Finalmente, murieron im hombre y una mujer, de 80 y 88 años, en el CHUS. Todos tenían patologías previas. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La Xunta sopesa rebajar en el puente las restricciones en algunos concellos si sigue la evolución favorable de la pandemia en Galicia