Seis meses, 138 casos de violencia machista

Tras la caída de denuncias en el estado de alarma, estas ya se han situado a niveles del 2018


Pontevedra / La Voz

La violencia machista es estructural y, por tanto, no entiende de condicionantes externos como puede ser la pandemia. Es cierto que durante el estado de alarma las denuncias en el partido judicial de Pontevedra -abarca la capital provincial y ayuntamientos limítrofes, como Poio, Ponte Caldelas, Cerdedo-Cotobade o A Lama- por este tipo de delitos se redujeron un 21 %, pero, una vez superada esta contingencia, ya se han situado a los mismos niveles del pasado año.

Así lo pone de manifiesto la estadística del Poder Judicial, que en el caso de Pontevedra refiere que fueron 139 los delitos incoados durante los seis primeros meses del 2018, uno más que los contabilizados en el mismo período de este año. En este caso, la evolución de las denuncias pone de manifiesto que durante el primer trimestre del año, que estuvo marcado por el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, las delitos de los que se tuvo constancia fueron 57, los cuales se incrementaron hasta alcanzar los 81 a lo largo del segundo trimestre del año cuando las restricciones, prácticamente, se habían levantado.

Los datos del Poder Judicial para el partido judicial de Pontevedra refieren que el delito más común del que se tuvo constancia fue el de lesiones y malos tratos, con más de noventa supuestas infracciones penales investigadas, mientras que fueron quince los quebrantamientos de medidas y once los delitos contra el honor.

En cualquier caso, la situación de Pontevedra no es extrapolable al resto de la provincia, toda vez que Adecco presentó este jueves el informe Un empleo contra la violencia, que, entre otras cuestiones, sostiene que «la pandemia refuerza la invisibilidad de la violencia de género». La provincia habría registrado un descenso del 13,2 % de las denuncias en el primer semestre, pasando de 1.165 en el 2019 a 1.011 en el 2020.

La Diputación sustituye los minutos de silencio por el grito de las artistas

Con la colocación de una pancarta alusiva al Día Internacional da Eliminación da Violencia contra a Muller, la Diputación de Pontevedra arrancó este jueves su programación específica de cara al 25N. Así, el emblemático entorno de las Ruinas de Santo Domingo fue el escenario escogido para presentar la sexta edición del programa Mulleres en Acción. Violencia Zero, que tiene previsto llevar a cabo veinticinco acciones en otros tantos concellos de la provincia por parte de artistas «que son o ariete fundamental para transformar e poñen a súa creatividade para que algún día non teñamos que facer un 25N».

«Non imos facer máis minutos de silencio. Estamos fartas do silencio. Nós imos berrar alto e claro e non imos parar ata rematar con algo tan intolerable como o maltrato que sufrimos as mulleres. Que saiban os machistas, os maltratadores e os asasinos de mulleres que os desprezamos profundamente», añadió la presidenta Carmela Silva.

Poio

Por su parte, en el municipio de Poio, la concejala de Igualdade, Silvia Díaz, y el de Promoción Económica, Gregorio Agís, repartieron mascarillas de la campaña Poio en Negro entre las alumnas del curso para mujeres Navegar Xuntas no Mundo Dixital.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Seis meses, 138 casos de violencia machista