Movilización de hosteleros en Caldas a pesar de que el sector puede abrir


caldas / la voz

Caldas de Reis es uno de los municipios de la comarca de Pontevedra que se libró de las restricciones más fuertes que entraron en vigor el 7 de noviembre para intentar frenar la expansión del virus. Unas medidas que conllevan el cierre de la hostelería y la reunión solo de convivientes. No obstante, los hosteleros de la localidad se están viendo afectados en su actividad y han convocado para esta mañana una protesta. Lo explicaba ayer Miguel Piñeiro. «Nosotros podemos abrir, pero las limitaciones y el cierre de otros concellos nos están afectando igual. También queremos que sirva de apoyo para el resto del sector, que sí está cerrado», señaló. Según Miguel Piñeiro, muchos comercios de Caldas se van a sumar con el objetivo de «cerrar el pueblo entero».

La junta directiva de la Asociación de Hostaleiros de Caldas de Reis, que representa a bares, cafeterías, pubs, hoteles y alojamientos turísticos, convocó una protesta este jueves, a las 11 horas. Los locales cerrarán y habrá una cacerolada a las puertas. También cubrirán un recorrido desde la iglesia de San Roque por la calle Real hasta las Palmeras, donde está prevista la lectura de un manifiesto.

Las reivindicaciones de los hosteleros de Caldas son muchas. Una, dicen, es que la Xunta permita aplicar el ERTE por impedimento a todas las empresas del sector debido a las limitaciones de demanda y horario a las que se enfrentan. Esa figura recoge la exoneración del 100 % de las cuotas a la Seguridad Social. También reclaman medidas para garantizar la liquidez de las empresas con moratorias de carencias y alargamiento de plazos de los créditos ICO ya concedidos antes del verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Movilización de hosteleros en Caldas a pesar de que el sector puede abrir