Lores y Silva ven cierta tibieza en las restricciones impuestas por la Xunta

Serxio Barral / López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Fernández Lores cuestionó que no se hayan adoptado más medidas preventivas desde junio
Fernández Lores cuestionó que no se hayan adoptado más medidas preventivas desde junio S.B.

Desde la Diputación se lamenta que «pechan bares, pero non os prostíbulos»

06 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), y la presidenta de la Diputación, Carmela Silva (PSOE), coincidieron ayer, en sendas comparecencias ante los medios, al apreciar cierta tibieza en las decisiones adoptadas por la Xunta para tratar de frenar el coronavirus.

Lores lamentó que a causa de los errores cometidos por las Administraciones competentes en materia sanitaria se haya pasado de «unha incidencia moi pequena» en el área de Pontevedra en junio, cuando finalizó el primer estado de alarma que conllevó el confinamiento domiciliario de toda la población, a una situación de «transmisión comunitaria e cifras moi preocupantes» de incidencia del covid-19 que se da la actualidad. En este sentido, el alcalde criticó que la falta de adopción de medidas preventivas como el refuerzo del sistema sanitario, la contratación de más personal o la realización masiva de pruebas PCR haya «destrozado o sacrificio que fixeron miles de persoas que estiveron confinadas durante tres meses».

El alcalde aseguró que esa falta de iniciativa es la que ahora deriva en la necesidad de adoptar medidas como el cierre de la hostelería y los cierres perimetrales del área e influencia de Pontevedra, y auguró que si la situación no cambia «estamos abocados a medidas aínda máis restritivas» en el futuro.