La luchadora Lidia Pérez vuelve a Europa

Retoma la competición internacional con la vista en los preolímpicos


pontevedra / la voz

Lidia Pérez cogía ayer un avión rumbo a Madrid para salir hoy hacia Polonia. Será su primera competición internacional desde que en marzo tuvo que regresar a contrarreloj de Hungría tras decretarse el estado de alarma. Estaba en la carrera olímpica y de un día para otro pasó de estar al máximo nivel a sentarse en el sofá de su casa. «Psicológicamente fue muy duro, sobre todo al principio, pero luego asumes que es lo que toca y con el material que nos dejó el CGTD pude entrenar en casa», apunta Pérez, que está deseando volver a competir. «Tienes mono, tal y como están las cosas lo ves como un regalo», aclara la luchadora pontevedresa.

Esta prueba internacional de Polonia se la toma como una especia de examen para evaluar sobre el tapiz a qué nivel está ella y sus competidores. La llamada de la selección nacional le abre la puerta a testar el estado de forma en una competición al máximo nivel después de no acudir al Campeonato de España sub-23 por estar aislada. Lidia Pérez salió junto a parte del equipo nacional a una concentración en Sierra Nevada y a la vuelta, uno de los luchadores dio positivo y obligó a aislar a su grupo burbuja de entrenamiento. Entre ellos estaba Lidia y otros dos compañeros más.

El protocolo dictado por el CGTD reducía los grupos de acción en lucha a solo cuatro personas. Sin embargo, después de retomar la actividad lo han ampliado a 12 o 13 deportistas. «Antes estábamos cuatro, pero era muy difícil porque en lucha necesitas entrenar con compañeros de tu peso y de los cuatro que estábamos no había ninguno del mío. Ahora entreno con Pablo García y otro chico de mi peso», apunta la luchadora. Viaja a Polonia para participar en una prueba internacional antes de que llegue el próximo mes el Mundial absoluto de Serbia y el Campeonato de España.

Ambos torneos serán la primera gran prueba que tenga que pasar Lidia Pérez antes de los preolímpicos que se celebrarán en marzo y abril. «Venimos con mucho mono de competir y es importante esta primera toma de contacto. No sé como afectará el coronavirus a todas estas pruebas y si se podrán realizar, pero al menos, estamos en el camino», comenta Lidia Pérez.

Objetivo, Tokio

Trabaja con la incertidumbre que sobrevuela a los próximo Juegos Olímpicos, previsto inicialmente para agosto del 2021. «Todavía hay dos plazas libres en el preolímpico europeo y otras dos en el que es a nivel mundial», apunta. Eso sí, Pérez reconoce que «todavía tengo opciones. Cuando nos confinaron sabía que era complicado, pero no imposible». Sus aspiraciones siguen igual, solo que ahora ya compite solo en categoría absoluta y cree que las competidoras estadounidenses no acudirán a la cita clasificatoria como medida preventiva.

Lidia Pérez quiere ser optimista de cara a una etapa de competiciones que está en el limbo que obliga el covid. Ella se encuentra en forma para afrontar todos estos retos. Ya al acabar el confinamiento fue una de las primeras en volver al CGTD a entrenar y poder así recuperar la rutina. Ahora vuelve a la que marca la selección nacional después de haber estado con ellos en Sierra Nevada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La luchadora Lidia Pérez vuelve a Europa