Comerciantes que dicen basta a la tristeza

Tres emprendedoras pontevedresas dan un aire festivo al día de  Difuntos con coloridos escaparates simulando altares mexicanos


Pontevedra / La Voz

Tres comercios de la ciudad han dicho basta a la tristeza. A las puertas del Día de Difuntos no quieren más desazón que la que ya está dejando la pandemia. Así que buscan recibir el 1 de noviembre con alegría a través de sus escaparates. «Invierto en escaparates más que nunca y estoy comprando mercancía como siempre», explica Nanda Castro, de Pontejabón, que junto con Yara Santos, de Sicarú, y Marly Carballal, de Nahuatl, han decidido aparcar el desánimo y convertir sus escaparates en altares mexicanos para poner alegría a día de los muertos. «El comercio está pasando un momento triste y complicado, hay que cambiar el escaparate para infundir alegría», explica Castro, que está acompañada de Iria Viñas, de Elefantes de Cacharrerías, que como organizadora de eventos, asegura que «es el momento de que los negocios devolvamos la espera y el respeto que han tenido los pontevedreses con el pequeño comercio de no haberse ido a Amazon».

Nanda Castro, Yara Santos y Marly Carballal coinciden en que ante las consecuencias que el covid está dejando en los emprendedores solo quedan dos salidas : «Algunos optan por llorar y otras, como nosotras, no nos doblamos ante las adversidades». Así que cada una de ellas montó un altar de difuntos en su escaparate. Yara y Marly recuperaron objetos de su México natal para acercar su país a las calles de Pontevedra y que los clientes tengan un motivo más para entrar. En Nahuatl, en la calle San Román, hay uno de siete altares en los que aparece los santos de devoción de la familia, las fotos de los fallecidos, las bebidas y las comidas que les gustaba tomar, flores, papeles picados que simbolizan la alegría, calaveras y katrinas, una de ellas en el cuerpo de una espectacular Barbie de coleccionista. «Es una actitud que tenemos que tener hacia la vida, celebramos por los que seguimos vivos y por los que se fueron», apunta Marly, que aplica esa misma filosofía a su comercio de moda en la calle San Román. Tanto para ella como para Yara esta festividad es especial. Y este año gana mayor protagonismo con la idea de insuflar alegría al comercio pequeño. De eso sabe bien la responsable de Sicarú. El confinamiento se coló en el estado de alarma y impidió que ella pudiese inaugurar su tienda de complementos en las Galerías de la Oliva.

Desafiando a la mala suerte

El 14 de mayo Sicarú abrió sus puertas con ilusión, pero con una pequeña espinita. «Tenía previsto ir a México a ver a mi familia y traer de allí carteras. Hace cuatro años que no los veo, pero también el coronavirus me impidió poder hacerlo», explica Yara Santos. Y es que su vida va de sobresalto en sobresalto. Hace siete años que llegó a España por amor y casi de a noche a la mañana. Trabajaba en una empresa eólica en México, pero un accidente de su marido la obligó a venirse a Pontevedra acompañándolo en un avión medicalizado.

Ese fue el primer golpe (ya superado) de su vida, el siguiente llegó con el coronavirus, cuando decidió emprender, y ahora no quiere más incidentes. «Tiene que haber algo de alegría en este año ta atípico», comenta Santos ante su atar de difuntos. Ella quiere invertir esta tendencia y demostrar que siempre se puede salir adelante. Y como esta celebración es festiva, este viernes dará caramelos a todos los niños que vayan a su tienda y al abrir la puerta digan «calaverita» mexicana y no el «truco o trato» norteamericano. Hasta se ha animado a hacer «calaveritas literarias» para reivindicar la alegría de esta fiesta y reclamar más respaldo a los autónomos en un año negro.

Antes de despedirse y seguir atendiendo Nanda Castro anima a que más comerciantes se unan a una iniciativa que no deben ver como un gasto: «los escaparates son una inversión que siempre recuperas. Las cosas bonitas atraen al público». Incluso cuando lo que se celebra es la muerte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Comerciantes que dicen basta a la tristeza