Sin novedades sobre Reina Victoria

El pleno no despejó el futuro: las posturas son inamovibles, el PSOE optó por el silencio y la calle seguirá cerrada al tráfico al menos mientras dure la pandemia

El pleno municipal de Pontevedra estuvo suspendido durante una hora por fallos en la señal para retransmitirlo por Internet
El pleno municipal de Pontevedra estuvo suspendido durante una hora por fallos en la señal para retransmitirlo por Internet

Pontevedra / la voz

La única noticia que aportó el pleno al debate sobre el futuro de la calle Reina Victoria es que el PSOE optó por el silencio pese a las múltiples alusiones directas al grupo socialista en general y a la concejala de Promoción Económica, Yoya Blanco, en particular que lanzaron el portavoz del PP, Rafa Domínguez, y el concejal no adscrito, Goyo Revenga. Ambos defendían sendas mociones instando que se reabra la calle al tráfico y los dos se toparon con el muro del gobierno local, que las rechazó.

César Mosquera (BNG) llegó a comparar a quienes piden que se reabra la calle con los cayetanos por aquello de que reniegan de la pandemia y, como suele hacer cuando se tratan asuntos sobre tráfico urbano y modelo de ciudad, se remontó a hace dos décadas, cuando se comenzó a peatonalizar el casco urbano y se vaticinaban catástrofes económicas para Pontevedra, Achacó aquellas críticas y las actuales «a un sector da dereita». El nacionalista incluso replicó a la petición del PP de un informe de tráfico que avale el cierre de Reina Victoria preguntándose si existe algún estudio que demuestre que la peatonalización afecta negativamente a la economía local.

Mosquera insistió en que el cierre de la calle obedece a la situación de pandemia, pero fue incapaz de señalar los beneficios que ha aportado hasta ahora la medida, ya que, como le recordaron desde la oposición, ni la gente pasea por la Reina Victoria peatonal ni los alumnos del IES Sánchez Cantón aprovechan el espacio, pues siguen entrando y saliendo del centro en aglomeración y por la acera. Desde el PP incluso se exigió que si realmente la razón de la medida es preservar la salud de los estudiantes, deberían cerrarse al tráfico todas las calles del casco urbano en las que haya un colegio o un instituto. Mosquera replicó que lo harán si se lo solicitan las respectivas comunidades educativas.

Aplicar el sentido común

Rafa Domínguez tildó de «decisión bastante ridícula» el cierre de Reina Victoria, acusó al gobierno local de «tomar por imbéciles a los pontevedreses» por enmarcar la decisión en las medidas anticovid, y al PSOE de «postureo» por «decir una cosa a los afectados y votar otra distinta».Goyo Revenga instó a aplicar «el sentido común» para no seguir cerrando Pontevedra.

Domínguez y Revenga se preguntaron si es fundamental mantener la calle cerrada fuera de horas lectivas, en fines de semana o en períodos vacacionales, y Mosquera replicó que el cierre «será permanente mentres dure a pandemia», pues afirmó que abrir y cerrar por días «montaría un zipitoste tremendo».

El nacionalista insistió en que el futuro del tráfico en la zona lo determinará el proyecto para todo el ámbito, que está en fase de estudio. «Levamos tempo dicindo que hai varias rúas en Pontevedra que funcionan mal por exceso de tráfico. Echegaray era unha delas e actuouse. Raíña Vitoria é outra, e vaise actuar cun plan para reordenar o tráfico en toda a zona. Pero o de agora é polo covid».

El PP, contra «las formas» en la disolución del Pazo de Congresos

El pleno aprobó con los votos a favor del gobierno bipartito BNG-PSOE y del concejal no adscrito, Goyo Revenga, la disolución del organismo autónomo Pazo de Congresos e Exposicións, efectivo desde el 1 de enero. La concejala de Cultura, Carme Fouces (BNG), enmarcó la decisión en la búsqueda de la eficiencia y el ahorro, ya que mantener el ente obliga a duplicar servicios. Aplaudió el trabajo realizado en estos 22 años, pero sostuvo que la situación generada por la pandemia aboca a adoptar este tipo de decisiones para velar por el dinero público.

El PP fue el único grupo de votó en contra y lo hizo, según anunció Pepa Pardo, por «las formas, sin entrar a debatir el fondo del asunto». La concejala del PP echa en falta un estudio económico que avale la decisión de disolver el organismo autónomo. «No podemos estar de acuerdo con aquello que no está acreditado ni probado», afirmó.

También cuestionó que no se informara previamente a los trabajadores y que al mismo tiempo que se va a prescindir de la que fue directora-gerente del Pazo durante los últimos 20 años, se vaya a convocar una plaza de jefe de servicio de Infraestructuras Culturales.

 Otros acuerdos

Tarifa de taxis

Se aprobó por unanimidad la propuesta del sector de incrementar un 2,5 % las tarifas de los taxis. Este incremento no afecta a la bajada de bandera, pero sí al kilómetro recorrido, la hora de espera y al traslado de bultos y mascotas.

Orden constitucional

El bipartito local rechazó la moción del PP para «instar al Gobierno de España a defender el orden constitucional». Desde el PSOE, Tino Fernández afirmó que «el PP no puede dar lecciones de constitucionalismo».

«Xantar a casa»

La moción del PP instando al Concello a unirse al plan «Xantar na casa», de la Xunta, fue rechazada por el gobierno local. El concejal de Benestar Social, Marcos Rey (PSOE), afirmó que lo que empezó como una buena iniciativa ha derivado «nun servizo de cáterin precario en mans dunha multinacional», y que las necesidades que pretende cubrir ya se atienden desde el Concello.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sin novedades sobre Reina Victoria