Pontevedra aplicará en el 2021 la misma carga fiscal que en el 2014

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

S.B.

El gobierno local congela tasas e impuestos por séptimo año consecutivo

15 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Pontevedra mantendrá en el 2021 los precios públicos con la misma carga fiscal que viene aplicando desde el 2014. El concejal de Facenda, Raimundo González Carballo (BNG), anunció este miércoles la decisión de congelar por séptimo año consecutivo los cinco impuestos municipales (IBI, obras, vehículos, plusvalía e IAE) y las veinte ordenanzas fiscales que dependen directamente del Concello. En realidad, el anuncio viene a refrendar lo que casi era un secreto a voces, pues con la que esta cayendo a causa del covid no tendría mucho sentido subir las tasas e impuestos para el próximo año cuando se han congelado en los seis ejercicios anteriores.

Esa congelación supone que ni siquiera se actualizarán las tasas e impuestos en función del IPC anual. Como quiera que las empresas concesionarias (el agua, la basura o la grúa) sí lo aplican en la factura que pasan al Concello, esa diferencia a mayores la asumirán las arcas municipales sin repercutírselas directamente a los vecinos.

En caso de aplicarse el IPC, en este momento (septiembre del 2020 con respecto a septiembre del 2014), habría que rebajar los precios públicos un 0,4 % (aunque la cifra que se tiene en cuenta en el presupuesto es la que se fije a finales de año). Pero si se tienen en cuenta los siete años de congelación de tasas e impuestos, cuando ha habido tanto ejercicios con IPC positivo como negativo, la presión fiscal tendría que haberse incrementado en alrededor de un 3,1 % con respecto al 2014.