Un sindicato policial dona termómetros de infrarrojos a las comisarías de Pontevedra

La Unión Federal de Policía (UFP) denuncia la falta de medios en la Policía Nacional


Pontevedra / La Voz

Al tiempo que donaron termómetros de infrarrojos a todas las comisarías de Pontevedra, muy críticos se mostraron los representantes de la Unión Federal de Policía (UFP) con el rol que están realizando las administraciones a la hora de contener la pandemia: «Durante la primera ola del covid, nos vimos obligados a actuar ante una administración que no sabía o no podía reaccionar, pedimos medios y algunos llegaron y otros todavía seguimos esperándolos, tales como termómetros de infrarrojos o la realización de test a todos los integrantes de la Policía Nacional en nuestra provincia, así pues, una vez más nos toca hacer lo que la administración no hace en defensa de los policías y los ciudadanos que vienen a las instalaciones policiales».

De este modo, desde esta central sindical explicaron que su intención con esta donación es contribuir «a no difundir una enfermedad en la que la policía debía ser un ejemplo para la sociedad por sus medidas de protección y no convertirse en un vector de la misma como, por desgracia, ya ocurrió en Vigo con el brote de la Unidades de Intervención Policial».

En este sentido, recordaron que los agentes residen y tienen a sus familias en las distintas localidades de la provincia, así como incidieron en el hecho de que un importante número de agentes «son padres y madres con hijos en edad escolar y lo que no queremos para los nuestros, no lo queremos para nuestros vecinos».

En este punto, cargaron contra la Dirección General de Policía, que «parece no disponer de treinta euros que es lo que viene a costar un termómetro de infrarrojos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un sindicato policial dona termómetros de infrarrojos a las comisarías de Pontevedra