La Policía Local desbarató el fin de semana una fiesta en un local de copas y un botellón

Sofía Bancoff
S.B PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

29 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando la evolución de la pandemia en Pontevedra situaba al municipio al borde de los 500 casos por cada cien mil habitantes (listón apuntado por Sanidad para decretar confinamientos masivos), hubo quien consideró que celebrar una fiesta privada en un local de copas era buena idea. Sucedió el pasado fin de semana en un local del centro histórico de la ciudad. La Policía Local desbarató la fiesta tras comprobar que había más de diez personas reunidas, que la mayor parte no portaban mascarilla y que no se guardaba la distancia de seguridad. La situación fue trasladada tanto a la Subdelegación del Gobierno como a la Consellería de Sanidade.

No fue el único caso «singular» en el que intervino la Policía Local este fin de semana. También se presentaron diez denuncias individuales a otras tantas personas que participan en un botellón en la calle Urbano Lugrís, en las proximidades del quinto instituto. Y se denunció a otros dos locales del centro histórico por seguir abiertos o con clientes en el interior fuera del horario permitido.

La portavoz del gobierno local, Carme da Silva (BNG), volvió a hacer un llamamiento «á reponsabilidade que temos como sociedade, porque este momento estamos nunha situación epidemiolóxica grave e con moita transmisión comunitaria e aínda que a inmensa maioría da xente ten un comportamento responsable, as actitudes individuais que poidan facer que se propague o virus poñen en risco a saúde e a vida de moitas persoas»».