El Cisne se estrena en casa en un pabellón con solo 60 aficionados

Reciben esta tarde (16.30 horas) en el Municipal al Puerto Sagunto


pontevedra / la voz

Ha llegado el momento. Después de seis meses de idas y venidas para configurar la competición, el Cisne debutará esta tarde (16.30 horas) ante su afición. A buen seguro que no será la fiesta que todos imaginaron cuando supieron que finalmente jugarían en Asobal. Jugarán como locales en el Pabellón Municipal de los Deportes, bastión hasta ahora del Teucro, pero lo harán ante solo 60 socios del equipo.

Las restricciones para intentar controlar la pandemia en la ciudad han dejado al mínimo el aforo de las instalaciones deportivas. Aún así, el equipo se prepara para una cita histórica ante el Puerto Sagunto. «Es un viejo conocido porque nos enfrentamos hace dos temporadas a ellos y mantienen aún bastantes jugadores de ese año. Se caracteriza por una plantilla veterana y con experiencia, que están cansados de jugar muchos partidos y no le tiembla el pulso», señala Marcos Otero, segundo entrenador del Cisne, que reconoce que aunque el rival tiene la esencia de cuando jugaba en la División de Honor Plata, ha hecho incorporaciones muy resolutivas en su plantilla. «Hay un cambio importante en la portería y los sustitutos han estado a la altura en los dos primeros partidos de liga. También firmaron un fichaje espectacular, que es el de Gonzalo Carú, capitán de la selección argentina y del Ademar durante años ,y uno de los mejores defensores de la liga Asobal», apunta el técnico.

Con el análisis del equipo bien estudiado, el cuerpo técnico y la plantilla cisneista sabe dónde puede estar la aguja de marear del Puerto Sagunto. Son fuertes en defensa y solo la rapidez en el contraataque puede frenar esa solidez. «Con estos fichajes basta para saber por donde van los tiros, es un equipo fuerte en defensa y con la incorporación de Carú han dado un paso importante», añade Marcos Otero, quien advierte que si quieren ganar «vamos a tener que estar bien en ataque para encontrar los espacios, el uno contra uno va a ser muy complicado porque es un equipo que en ataque tiene un ritmo alto con lanzadores como Corzo». El jugador del Puerto Sagunto fue máximo goleador de Asobal en más de una ocasión y una de las piezas más temidas por Villamarín, la muralla cisneista bajo palos.

El Cisne llega muy motivado a esta puesta de largo en el Municipal después de haber ganado la pasada semana al Cangas en O Gatañal. Sumó sus primeros dos puntos y espera seguir creciendo. «Tenemos que estar finos en defensa y muy rápidos para que no les de tiempo a armar la suya y cuando tengamos que atacar, debemos ser pacientes y movernos lo máximo posible», asegura Otero.

El club espera que Pontevedra salga pronto de las restricciones para poder aumentar el aforo hasta los cerca de quinientos espectadores que permite la Xunta en el Municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Cisne se estrena en casa en un pabellón con solo 60 aficionados