El «gran hermano» que sigue el día a día de 8 cormoranes por las Rías Baixas

El GPS ayuda a evaluar qué hacer para la preservación de las aves marinas


BUEU / LA VOZ

El ojo de que todo lo ve, versión dispositivo ultraligero, informa puntualmente al Parque Nacional Illas Atlánticas de Galicia sobre la posición de ocho ejemplares de cormorán moñudo a los que se les han colocado los equipos dentro de un ambicioso plan de estudio de movilidad sobre la especie. Es una iniciativa que se puso en marcha en el 2018, año en que se colocaron los transistores a dos ejemplares. Se ha ido subiendo el número de aves monitorizadas poco a poco y la pasada primavera se sumaron cuatro, que hacen un total de ocho cormoranes con GPS en el ámbito de las Rías Baixas. Es como Gran Hermano, pero de aves marinas y ha permitido a los biólogos del Parque Nacional recoger hasta 15.000 posicionamientos distintos de los ejemplares participantes. Su puesta en servicio sirve para conocer los movimientos de esta especie y permite diseñar planes y medidas de conservación de la especie. Los dispositivos son ligeros, hidrodinámicos e impermeables, capaces de aguantar las inmersiones de estas aves hasta los 30 metros de profundidad.

La principal colonia de cormoranes moñudos de Galicia vive en las Rías Baixas, concretamente en las islas del Parque Nacional. ¿Qué se puede concluir de 15.000 ubicaciones? Sin duda muchas cosas, pero el procesamiento de los datos y su evaluación no es tan sencilla, porque hay que tener muchos factores en cuenta.

El informe del Parque Nacional, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, revela que «existen marcadas diferenzas entre os distintos individuos que participan no estudo». Hay ejemplares más aventureros, que cambian mucho de ubicación, mientras que otros se lo toman con más calma y apenas se mueven de un área determinada. Es como si marcasen caladeros de pesca. «A impresión dos investigadores é que cada un deles ten os seus lugares de pesca e de descanso preferidos», informa Medio Ambiente.

Por ejemplo, uno de los dos primeros cormoranes dotado de GPS parece que disfruta tanto de la ría de Arousa que en más de dos años no se ha movido más de dos kilómetros de su colonia de origen, localizada en las islas Sagres, frente a Aguiño, en Ribeira. La otra casa de la moneda está en un cormorán de Cíes, que cada dos días hace el viaje del archipiélago vigués hasta Bouzas. Y es que las colonias de Sálvora son las más sedentarias, por así decirlo, y las de Cíes, las más viajeras, que alcanzan Ons y más allá con facilidad en sus periplos.

La ría de Aldán, Cíes, Ons y A Lanzada, así como la península de O Grove hasta A Illa son los lugares más comunes para los cormoranes más viajeros. La distribución de los ocho ejemplares revela que un día cualquiera se los puede encontrar desde Vigo hasta Porto do Son.

Estos datos «suxiren que unha parte importante das poboacións nas Illas Atlánticas podería estar alimentándose de cotío fóra deste espazo natural, e mesmo pasarían longas tempadas afastadas de el». Esto facilitará las estrategias destinadas a la preservación de esta ave marina, en las bocas de las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El «gran hermano» que sigue el día a día de 8 cormoranes por las Rías Baixas