Alegría en el primer día de colegio

Filas separadas y caminos seguros para acceder al centro


Nunca hubo tanta alegría en el primer día de cole. Las sonrisas las tapaban las mascarillas, pero los ojos denotaban la felicidad de padres y alumnos después de seis meses sin ir al colegio. Los protocolos no pudieron con el ansia de los niños para volver a las aulas. Y eso que los profesores le esperaban en las puertas de los centros para echarles gel en las manos y guiarlos, en buena parte de esos centros, por esos caminos pintados en el suelo para evitar cruzarse con el resto de compañeros. Y es que este curso es de la incertidumbre para los más de ocho mil niños que vuelven entre hoy y mañana a las aulas. Mascarilla obligatoria, separación entre alumnos, contacto mínimo y material individual son las normas con las que regresaron a una rutina que ya se echaba de menos en las casas. 

En la escuela de Verducido las familias de las niñas matriculadas en segundo de primaria acudieron con un notario para constatar si acudía el profesor para las cuatro alumnas matriculadas. Los padres y madres de estas pequeñas lucharon este verano contra la decisión de Educación de suprimir ese nivel educativo.

La seguridad fue en este primer día de cole la tónica que dominó una vuelta a las aulas que distintos sindicatos de profesores hicieron coincidir con una huelga por «unha educación segura».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Alegría en el primer día de colegio