El Puerto prevé que la pandemia tenga «efectos significativos» en sus tráficos

El movimiento de enero a julio revela una caída del -15,97 % en las radas


marín / la voz

La pandemia del covid-19 ha trastocado la economía a nivel mundial y el transporte por vía marítima no ha podido eludir sus consecuencias. Tras un incremento sostenido de tráficos en el conjunto estatal, según reflejan las estadísticas de Puertos del Estado, este año la actividad en el sector ha retrocedido en España. ¿Y en Marín? Aquí hay también una pérdida de tráficos que se puede atribuir a la pandemia. Las cuentas anuales del 2019 de la Autoridad Portuaria, publicadas el lunes en el BOE, apuntan a que este es el escenario que se espera para el año en curso. El documento económico se ciñe normalmente a la situación del año que analiza, el 2019, pero no es ajeno a la crisis creada por el coronavirus. Advierte: «Durante el 2020 se pueden producir efectos significativos sobre el tráfico portuario especialmente en sectores sensibles que han visto seriamente mermada su capacidad productiva». Se añade que esta repercusión también puede notarse «en los ingresos y gastos de la entidad [la Autoridad Portuaria] por la aplicación de medidas económicas de incentivación para paliar los efectos de la crisis sanitaria sobre el sector privado». En último ámbito se refiere a una política de tasas y servicios, que ha incorporado ya medidas que reducen sus costes para barcos y empresas.

En su informe, la Autoridad Portuaria no se atreve a ponerle números a estos «efectos significativos» por el coronavirus. «Tales efectos son imposibles de cuantificar a la fecha de la formulación de las cuentas anuales del ejercicio 2019», que se corresponden a junio de este año. La rápida evolución de la emergencia sanitaria ha continuado desde esa fecha, agravando la dificultad de aventurar a definir cuánto perderá Marín este año.

No obstante, existen algunos datos que pueden servir de indicio de cómo están marchando las cosas. Por ejemplo, el último balance mensual de Puertos ofrece las cifras acumuladas de enero a julio, con un decrecimiento del tráfico a nivel de España del -11,28 %. En estos primeros siete meses del año, Marín ha caído un -9,80 %. Es un descenso inferior al del conjunto de Puertos del Estado, pero en la línea de lo que está ocurriendo en las autoridades portuarias de Galicia y de la cornisa cantábrica. En todas las radas la caída es generalizada. Si se examinan otros distritos marítimos españoles el resultado es semejante. De hecho de las 28 autoridades portuarias de la Península y Canarias solo una tiene un dato positivo en su balance a mes de julio. Es la Bahía de Cádiz, que logra subir sus tráficos al 7,7 %.

Más grano, menos contenedor

A la hora de analizar el impacto de la pandemia en el puerto de Marín, los datos de la central estatal también son significativos desde el punto de vista sectorial. Mercancía general, sobre todo contenedores y pasta de papel, y graneles agroalimentarios conforman los dos pilares de la actividad marinense. Esta rada es la principal vía de entrada de cereales y piensos que abastecen a la grandes granjas del interior de Galicia y el noroeste de España. En este sentido, Marín es esencial para abastecer el mercado de carne en buena parte de España, al proveer de comida a los animales de granja.

Este movimiento está en alza y el aporte marinense contrasta con un escenario general de descenso de un -19,74 %, mientras que en la rada pontevedresa el resultado es de un positivo 22,92 %. Es decir, está entrando más cereal y más piensos. La cara contraria la ofrecen los contenedores. El transporte de mercancía se ha resentido al mismo ritmo que en los sectores productivos como la construcción o la industria. El tráfico de contenedores ha caído lo que crece el del grano. Por último, la pesca sigue siendo apenas anecdótica en Marín, con un tímido incremento de ventas en lonja.

La cifra de negocio del año pasado superó los 9,5 millones de euros

En las cuentas anuales del 2019, la Autoridad Portuaria deja constancia de una reducción del importe neto de la cifra de negocios respecto al 2018, que descendió un 1,70 %. Aún así el volumen de negocio neto del año pasado superó los 9,5 millones de euros. Este descenso se atribuye a un «ligero retroceso» del tráfico portuario, la reducción de la cuantía básica de la tasa de mercancía aplicable a todo el ejercicio, además del coeficiente correcto establecido por el Puerto para esta tasa.

El porcentaje de ejecución presupuestaria ha sido completo. El resto del documento económico se puede consultar con todo detalle, así como la auditoría, en el Boletín Oficial del Estado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Puerto prevé que la pandemia tenga «efectos significativos» en sus tráficos