Pontevedra apura para convocar en septiembre las ayudas a autónomos

El plan se anunció en junio, se dotó de fondos en julio y todavía no se concretó


Pontevedra / la voz

El Concello de Pontevedra todavía no ha sacado la convocatoria de ayudas a autónomos y empresas de hasta 5 empleados para paliar el embate de la crisis económica que acarreó el confinamiento y sigue golpeando fuerte a sectores como la hostelería. Y eso que han pasado dos meses y medio desde el primer anuncio al respecto.

Fue en el pleno de junio, cuando César Mosquera (BNG), replicaba a las demandas de la oposición de suprimir tasas e impuestos a autónomos y hostelería afirmando que el gobierno local trabajaba «nun plan francamente potente, moito máis ambicioso do que piden vostedes», al tiempo que acusaba al PP de «ser miserables ata para pedir».

La concreción llegó pronto, el 22 de junio, y se hizo con gran fanfarria: una comparecencia conjunta del alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), y el teniente de alcalde, Tino Fernández (PSOE), para anunciar la activación de un plan dotado con 1,2 millones de euros y dirigido a autónomos y pequeñas empresas de menos de 5 trabajadores con atención directa al público que tuvieron que permanecer cerradas durante un mínimo de 15 días durante el confinamiento, entre marzo y mayo.

No se trata de ayudas directas, sino que la idea es financiar hasta el 70 % y con un máximo de 5.000 euros proyectos de modernización, adaptación y digitalización del negocio, mejora de la accesibilidad, embellecimiento interior y exterior o eficiencia energética de los negocios. Es decir, que los pequeños empresarios o autónomos tendrán que asumir una inversión para optar a las ayudas, lo que provocó dudas entre la oposición.

Ya en junio se comenzó a trabajar en el borrador de convocatoria, y se difundieron las bases entre autónomos y pequeñas empresas, creando incluso una página web -www.pontevedra.gal/subvencions- para que los posibles interesados pudieran informarse.

A finales de julio se celebró el pleno en el que se aprobó la modificación de crédito que permitió habilitar, con fondos propios del Concello, esos 1.250.000 euros para el plan de ayudas. En ese mismo pleno, el PP pidió a través de una moción «reestructurar» esa nueva partida presupuestaria y que se diera voz a los grupos de la oposición para consensuar las medidas a tomar por el Concello. El PP aseguraba que la propuesta del gobierno está «moi afastada da realidade económica pola que atravesa o noso tecido produtivo e deixa fóra aos colectivos máis vulnerables e golpeados pola pandemia».

De nada sirvió. El gobierno local rechazó la moción y siguió adelante con su plan. O eso se supone, porque desde aquel pleno no ha trascendido ni un solo avance al respecto. Ni siquiera la gravedad de la situación ha logrado que durante el mes más inhábil en el Concello se activase la convocatoria de ayudas.

Esta misma semana, ya a finales de agosto, el concejal de Facenda, Raimundo González Carballo (BNG), contestó a preguntas de La Voz que «a modificación [de crédito] xa é firme» y que la elaboración de la convocatoria «está en marcha pero aínda en fase de aportacións e correccións» a aquel primer borrador que se difundió ya en junio. El edil nacionalista calcula que a lo largo del mes de septiembre se podrán aprobar las bases que regirán la convocatoria y hacerlas públicas para que se puedan presentar solicitudes cuanto antes.

Hay que recordar que la intención del gobierno local es subvencionar actuaciones realizadas en los negocios entre el 14 de marzo y el 31 de diciembre de este año, y que en un principio se barajaba el 28 de febrero del 2021 como plazo límite para justificar el gasto.

Habrá hasta 5 tipos de actuaciones subvencionables, y se premia el empleo del gallego

A falta de concretar definitivamente las bases de la línea de ayudas, por lo que se conoció en el borrador divulgado a finales de junio, los criterios de valoración a la hora de conceder las subvenciones establecen hasta cinco «tipoloxías de actuacións». Las iniciativas encaminadas a la digitalización de negocios se valorarán con un máximo de diez puntos. Entran en esta categoría la compra de equipos informáticos y programas de gestión o control de aforos, aplicaciones comerciales o implementación de páginas web y tiendas online, así como gestión de redes, contenidos audiovisuales, geolocalización o empleo de big data.

La segunda categoría son mejoras en la accesibilidad interior y exterior, que darán hasta 9 puntos de valoración. Se incluyen mejoras en la accesibilidad sensorial y física, acondicionamiento acústico o adaptación de aseos, entre otras cuestiones.

Cambios de imagen de los negocios se valorarán con 7 puntos, si bien el borrador especifica que «se o idioma principal utilizado é o galego, terá unha prima de 3 puntos, e neste caso o apartado pode puntuar ate 10 puntos». En este apartado entran desde acondicionamiento de escaparates hasta rotulación y cartelería, diseño de imagen corporativa o rediseño de la fachada de los negocios. La reducción del consumo de energía y mejora de la eficiencia energética también entran en los proyectos a subvencionar, con una puntuación máxima de 8 puntos.

Y, por último, se otorgaran hasta 7 puntos a otros proyectos para la mejora de la actividad, como la adquisición de mobiliario, de aparatos o cierre de protección de los escaparates.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Pontevedra apura para convocar en septiembre las ayudas a autónomos