El padrón del IBI en Pontevedra se acerca a los 17,5 millones de euros

La persecución del fraude permitió aumentar la cifra en un 28 % en diez años


Pontevedra / La voz

Hace diez años, en el 2011, el Concello de Pontevedra emitió 66.924 recibos del impuesto de bienes inmuebles (IBI), por un importe total de 13,6 millones de euros. Diez años después, y gracias en buena medida a la persecución del fraude, la cifra de hipotética recaudación ha crecido un 28 %, hasta los 17,4 millones, y los recibos emitidos superan por primera vez los 73.000.

El impuesto, que constituye la principal fuente de financiación para las arcas municipales, se pondrá al cobro el próximo 7 de septiembre, aunque para aquellos contribuyentes que tienen el pago domiciliado en alguna entidad bancaria -que son la mayoría- el cargo no se girará hasta un mes después. El período de pago voluntario se extiende hasta el 9 de noviembre, y a partir de ahí se aplicará un recargo en el cobro por la vía ejecutiva.

Para quienes tienen el pago domiciliado, el Concello instauró hace unos años la posibilidad de fraccionar el pago, permitiéndose dividir el recibo en dos, cobrándose una parte en junio y otra en octubre. Sin embargo, la cantidad de personas que optaron por esta posibilidad es simbólica

Hay que subrayar el IBI es uno de los impuestos que alcanzan mayor índice de pago en período voluntario. En los últimos años ronda el 90 %, según confirman los datos que maneja el concejal de Facenda, Raimundo González Carballo (BNG). El año pasado, apenas pasaron a ejecutiva 8.540 de 72.553 recibos emitidos. Porcentualmente, y en función del número de recibos devueltos, generan más morosidad la tasa de agua y alcantarillado (15.364 de recibos impagados en la última estadística) y el impuesto de vehículos (11.777). Pero económicamente, la recaudación del IBI por vía ejecutiva supone la mitad de los cargos obtenidos: 2,4 de 5,5 millones cargados el año pasado.

En cuanto al incremento experimentado por el padrón en los últimos años, no obedece tanto a la actividad inmobiliaria -no se han construido seis mil inmuebles en la ciudad- como a la campaña de persecución del fraude fiscal, con especial atención en el Impuesto de Bienes Inmuebles, que lleva a cabo desde hace años en el Concello. Se trata, como acostumbra a defender González Carballo (BNG), de aplicar «o principio de equidade impositiva entre os contribuíntes», es decir, que todo el mundo que tenga la obligación de pagar el impuesto lo haga.

Con el fin de eliminar bolsas de fraude ocultas, se contrató a una empresa para llevar a cabo una actualización del catastro a la que se encomendó la tarea de localizar tanto inmuebles que no estuvieran dados de alta como otros que hubieran sido sometidos a reforma sin dar cuenta de ello, con lo que sus datos no estaban actualizados. Se fueron peinando tanto las parroquias como el propio casco urbano, y el resultado en los últimos años fueron más de cuatro mil recibos nuevos o modificados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El padrón del IBI en Pontevedra se acerca a los 17,5 millones de euros